Astra Turbo, Todo un Avioncito

El siguiente artículo nos trae un modelo de autos para los amantes a la velocidad, el Astra Turbo de la marca alemana Opel con un motor de 200 caballos de poder ofreciendo la seguridad y confort que todo auto necesita...


El Astra turbo es el tope de la gama Astra bajo el sello de GM sin olvidar que se trata de un auto de la marca alemana Opel y que incorpora un modelo con un turbocargador entre sus opciones. Ya habíamos realizado una prueba previa en la versión del Astra automático, pero señoras y señores la versión turbo es harina de otro costal.


Manejo
La mejor carta de presentación que tiene el Astra turbo es la salvaje aceleración con la que cuenta. El motor de 200HP turbocargado convierte al Astra en todo un bólido capaz de dejar sentado en el semáforo a más de uno. El turbo lag no es muy grande, y su presencia no llega a incomodar en el manejo, una vez superado este breve momento agárrese de donde pueda (de preferencia del volante) porque está a punto de despegar. La entrada del turbo es violenta por lo que le recomiendo que se acostumbre a ella antes de pisar el acelerador a fondo. Es necesario tener firmemente agarrado el volante para mantener el control sobre el coche, nada de andar medio acariciando el volante con una mano al estilo galán de semáforo porque se puede llevar una fea sorpresa. Cuelgue el teléfono si piensa hacer volar el Astra porque las revoluciones suben rápido y es necesario tener ambas manos listas para realizar los cambios con agilidad. La caja de cambios es de 6 velocidades y engranar cada una de ellas es una tarea fácil y entretenida. Los cambios son cortos y firmes y traen un muy buen impulso consigo.

Claro que los embotellamientos hacen que no sea siempre posible pisar el acelerador a fondo y sentir como uno se embarra en el asiento. En estos casos el Astra es un auto sumamente fácil de manejar. El cambio de velocidades es sorprendentemente cómodo y mientras se avance aunque sea un poco se puede tener el auto en segunda sin que éste se empiece a jalonear. En el tráfico puede llegar a ser algo molesta la entrada del turbo, ya que con pisar un poco el acelerador ya se está encima del coche de enfrente y es necesario corregir con un toque al pedal de freno. Después de un rato es posible acostumbrarse y manejar de acuerdo a este factor aunque mientras los pasajeros propensos a marearse se las van a ver algo negras.


Confort y demás menesteres
El interior del Astra incorpora un diseño limpio, sobrio y muy vanguardista. La consola central cuenta con el mismo diseño que la de su hermano mayor el Vectra. Dicho estilo se percibe hasta en el más mínimo detalle y es congruente en todo el habitáculo. Los asientos son duros pero cómodos, detalle muy característico de los coches alemanes y vienen forrados con una piel que se nota de alta calidad al igual que la mayoría de los materiales usados en el interior. Cuesta bastante trabajo encontrar una posición de manejo adecuada y todo para que un valet parking mueva todo en un parpadeo y nos haga empezar otra vez de cero. La amortiguación es rígida sin caer en excesos, ideal para este tipo de auto. Si bien algunos baches se podrán sentir algo violentos esto es normal en este tipo de coches.


 El auto está equipado con un Infotainment system lo que vendría siendo un sistema que integra las funciones de computadora de viaje, sistema de audio y clima en uno sólo y despliega toda la información relacionada con estos elementos en una pantalla ubicada encima de la consola. Usted podría pensar: "Qué bien, cuanta tecnología." pues NO, la verdad este es un gran punto en contra. La operación del aire acondicionado se complica más de lo necesario. Para encender el compresor del aire frío es necesario acceder a un menú, elegir la opción del aire frío y salir del menú, cuando en otros coches es posible hacer esto apretando un sólo botón. La operación del sistema de sonido es igualmente complicada si bien las opciones son muchas hay que sentarse un rato a leer el manual para descubrir cual hace que y aún así acceder a las diferentes opciones mientras se maneja causa mucha distracción y uno podría terminar debajo de un camión antes de llegar a la estación de radio deseada. Una gran ventaja de este vehículo con respecto a sus competidores es el espacio interior que ofrece, atrás tiene espacio para acomodar cómodamente a dos adultos además de ser el único que cuenta con cuatro puertas, lo que podría restarle un poco de imagen deportiva.


Veredicto
Lo intempestivo del turbo hace que el Astra sea un auto muy divertido de manejar, ideal para individuos con mayor necesidad de espacio pero que no quieren renunciar al manejo deportivo. Será necesario que los ingenieros de Opel le den una revisada al Infotainment system para hacerlo más sencillo de utilizar, pero en resumidas cuentas el Astra turbo tiene una muy buena relación precio producto.
Detalles que alegran el día
-Quemacocos panorámico, ideal para ver las estrellas.
-Persiana eléctrica que cubre el quemacocos como si fuera un solarium.
-El símbolo del botón para activar el toca CD´s en el volante es como un patín, nada que ver con un CD.


Lo que faltó
-Por lo menos UN portavasos. Es incómodo y para gente muy temeraria llevar el café caliente entre las piernas.
-Indicador de temperatura del motor.
 

Autor: Adrian Charlez

Haga click aquí para leer mas artículos de Autocosmos

Artículos Similares
- Fiat Grande Punto Turbo
El siguiente artículo nos trae la versión turbo del Grande Punto de la Marca Italiana Fiat. Continúe leyendo para conocer más acerca de las características de este vehículo...
- Opel Astra Sedán
- Prueba: Chevrolet Astra GLS 4 puertas
- Porsche 911 Turbo Cabriolet
- V70 De Volvo
- Saturn Astra 2008
- Mercedes Benz Clase B
- Modelo Porsche Cayenne
- SUV Chevrolet Astra
- BMW Serie 3 Coupé