Casamenteras

Uno de los oficios mas antiguos parece retomar impulso. El Internet ha contribuido a la unión de parejas mediante el chateo y seguro que conocemos alguna que otra que ha acertado en su elección, pero el porcentaje de fracasos también es numeroso...

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com

Aunque los portales de citas son una industria que mueve cientos de millones euros (en Estados Unidos hay más de mil páginas de contactos registradas), hoy día ser casamentera se ha convertido en una profesión exclusivamente para unir parejas. Nada que ver con La Celestina del siglo XV, personaje de la Literatura creado por Fernando de Rojas. Como dice el prólogo de esta obra, el autor pretendió plasmar la visión que tenía de la sociedad, en la que prevalecían el interés por el dinero y la búsqueda del placer, el egoísmo y el enfrentamiento entre grupos sociales.

Ser casamentera o celestina entonces suponía también ser curandera y partera además de practicar hechizos. Ahora, con la aparición de la psicología y el ropaje cambiante de las épocas han dado una nueva visión más positiva del hecho de conseguir que las parejas se encuentren en un mundo cada vez más individual y cómodo. Hace días la prensa (El País semanal, 15-06-2008) reflejaba una de las últimas: “Lisa Clampitt es la “mathmaker” (casamentera) más conocida de Manhattan. Por su oficina pasan todos aquellos que no quieren perder el tiempo. Van a lo seguro, su manual de instrucciones como los antiguos “hechizos” no deja nada al azar. ¿El misterio? Si para hacer pilates o correr buscas un entrenador por qué no contratar a un asesor de citas para prevenir ‘lesiones sentimentales’. ¿La pega? Clampitt sólo trabaja para hombres”. Pero no desesperen, puestos en el tema hay toda clase de iniciativas:
Para los amantes de las citas y de la literatura, los eventos que organiza Paul Holdengräber en la Biblioteca Pública de Nueva York son una ocasión perfecta para el encuentro. Conferencias y debates con escritores de talla llenan un auditorio con capacidad para 800 personas con un claro propósito: aprender y ligar. La media de edad del público es de 40 años y sigue bajando. “Pensar es sexy -afirma Holdengräber-, Platón sabía por Aristóteles que la transmisión de ideas tiene propiedades eróticas“.

La Metropolitan Opera de Nueva York también capta público joven con una oferta especial para singles (solteros) bajo el lema: Meet me at the Met (Encuéntrame en el Met). Se trata de un paquete que incluye la entrada y la invitación a una fiesta posterior.
Conscientes de que los jóvenes suelen tener sangre de calidad, Cruz Roja de Estados Unidos organizó un evento en San Francisco que jugaba con la pregunta What is your type? (¿Cuál es tu tipo?). Los participantes donaron sangre mientras distintos miembros de un portal de citas les diseñaban la ficha de su perfil ideal y buscaban a otro donante que reuniera estos requisitos en la sala.

Citarse es una costumbre muy americana; los europeos quedan con su grupo de amigos y suelen conocer a sus parejas en ambientes más relajados. Pero si el tema les atrae y no quieren practicarlo sobre la marcha, pueden saborearlo leyendo a Jane Austen, la novelista británica que describió con magistral ironía esta cuestión en el siglo XIX y de la que Harold Bloom, crítico literario, dice ser la más moderna casamentera de Manhattan.

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com
Artículos Similares
- La Difícil Tarea de Ser Padre
¿Porque los hijos se convierten en hijos rebeldes?, ¿Porque nuestros adolescentes sienten mas confianza en platicarles sus problemas personales a los amigos que a nosotros sus padres?, en la casa vivimos...
- Nulidad Matrimonial
- El Tiempo Ideal de Noviazgo Antes de Casarte
- Las Visitas Al médico Del Segundo Trimestre Del Embarazo
- Violencia Juvenil y su Prevención
- ¡Quiero un bebé! ¿Será demasiado tarde?
- ¿Qué hay de nuevo en vacunas?
- ¿Está Usted Embarazada?
- Cómo Actuar Ante Una Fobia
- Su período después del embarazo