Consultaría de Gestión

El aumento en outsourcing de consultoría de gestión y el carácter cada vez más globalizado del mercado hace que las empresas contraten o intercambien asesores que están llenos de nuevas ideas frescas, los años de sólida experiencia en interacción con la gente en el mundo empresarial. Es una cualidad de un valor incalculable para cualquier buen consultor de gestión.


1. Beneficios de la contratación externa y el Mercado Global

El aumento de la contratación externa de consultoría de gestión y el carácter cada vez más mundial del mercado de las empresas se combinan para crear asesores que están llenos de nuevas ideas frescas, junto con años de sólida experiencia en interacción con la gente en el mundo empresarial. Ambas cualidades son de un valor incalculable para cualquier buen consultor de gestión. La riqueza de las ideas antes desconocidas, tanto nuevas como antiguas, de diversas partes del mundo, es un gran activo para dar a los consultores nueva perspectiva sobre la forma de resolver los problemas de las empresas que los empleen. Igualmente importante, sin embargo, es la experiencia real en la interacción con los trabajadores de oficina y personal de gestión en situaciones del mundo real. Sin esta habilidad del mundo real, un consultor de gestión pueden tener todas las nuevas ideas frescas que el mundo ofrece, pero ni idea de la forma de aplicarlos en una oficina real. Además, las empresas que han realizado algunas investigaciones por su cuenta y creen que han encontrado a los nuevos estilos de gestión que se adapten a sus empleados pueden utilizar el mercado mundial para localizar un consultor de gestión que tiene experiencia específica con las nuevas técnicas de gestión, o su estructura actual, o mejor aun ambas cosas.

2. Tipos de Consultores

La gestión de los consultores vienen en dos tipos básicos: los que enseñan, y los que lo hacen. A pesar del viejo dicho "los que no pueden hacer, enseñan", ambos de estos métodos pueden ser igualmente efectivos y, en verdad, los dos son sólo los diferentes métodos de transmitir el mismo tipo de información a una empresa y sus empleados. Las diferencias entre ellas tienen que ver más con las preferencias de la empresa y la contratación de las especiales competencias de la gestión del consultor que cualquier otra cosa. Algunas empresas prefieren realmente para la gestión del consultor, entrar y hacerse cargo de la gestión de un proyecto en particular, mas que "la gestión de los administradores", por así decirlo. En general, estas empresas y consultores creen que los empleados podrán comprender mejor las nuevas técnicas de gestión, si los vemos en acción antes de tratar de aplicarlos en el entorno de trabajo. En otros casos, el administrador viene a actuar como un asesor de los actuales directores, ayudarles a perfeccionar sus prácticas de negocios y mejorar el rendimiento general de los trabajadores en la empresa.

3. Razones para Contratar a un Consultor de Gestión

Se tiene frecuente la idea errónea de que la gestión de los consultores sólo ayuda a una empresa, si hay un problema fundamental con la actual situación de la gestión de la contratación de la empresa. Esto sin duda, no es el caso. Las empresas de gestión deben contratar a consultores por una variedad de razones, si se trata de una reorganización de la estructura de la empresa, una nueva tendencia en los estilos de gestión en la empresa e podrían beneficiarla, o una nueva oportunidad de negocio para ser aprovechado. De hecho, muchas veces cuando una empresa decidir si va a ampliar su negocio o penetrar en un nuevo mercado, se contrata a un consultor de gestión que les ayuden a entender los cambios que sería necesario realizar para ayudar a que la empresa sea líder en su mercado. Un consultor de gestión examinará todos los aspectos del negocio que se verán afectados por el cambio, para determinar si la empresa puede ser más racional y más eficiente.

4. Certificación en Consultores de Gestión

No todos los consultores de gestión trabajan con empresas en conjunto. Ocasionalmente, una empresa determinará un departamento o sector de su negocio que pueden ser enorme beneficiados, con un consejero que venga y les de algunas direcciones. En estos casos, el consultor general, tiene una certificación para trabajar en el tema específico de la empresa, o tiene conocimientos especiales que lo hacen el consultor más adecuado para el departamento. Si hay una fusión entre las empresas, o si una empresa adquiere otra, un consultor con la debida certificación casi siempre es llamado para asegurarse de que la transición ocurra en las mejores condiciones posibles. Como siempre, es importante que el consultor mantenga su imparcialidad, a fin de tranquilizar a los empleados, y que no piensen que consultor ha sido contratado como una excusa para los despidos. Las fusiones y adquisiciones son siempre tiempos de gran estrés para los empleados y directivos por igual, son todos los intentos de conciliar dos potencialmente muy diferentes vías para de hacer negocios. Por esta razón, los consultores se ocupan de este tipo de puestos de trabajo, para las empresas debe ser excepcionalmente talentoso en el perfeccionamiento de las dos entidades empresariales dentro de una nueva empresa, y hacer la transición tan indolora como sea posible para los empleados de ambas compañías.

5. Objetivos de un Consultor de Gestión

El objetivo de cualquier buen consultor de gestión es utilizar los conocimientos que ella o él han desarrollado a lo largo de los años y han recibido la certificación en una empresa, para ayudar a la actual gestión de personal, esto es la mejor que ellos puede hacer. Un verdadero asesor exitoso siempre adapta los consejos dados, para adaptarlos en el marco específico de la empresa. Una empresa puede quedar atrapada en el bombo de una nueva tendencia de gestión, y contratar a un consultor, simplemente porque esa persona es un profesional, o tiene la certificación en la nueva moda de gestión. Esta estrategia está prácticamente garantizada al fracaso, por una variedad de razones. Por una parte, no existe y no puede haber un único estilo de gestión o técnica para trabajar en todas las empresas. En segundo lugar, "las nuevas tendencias calientes", a menudo por su propia naturaleza, han tenido una historia muy corta, lo que significa que el consultor especialista sólo en esta nueva moda no obtiene mucha experiencia. Cuando surgen problemas en la contratación de la empresa, no debe basarse en la historia pasada y a decir, "yo vi este problema resolverse antes de esta manera", o.” La anterior empresa tenia el mismo problema, pero esto es una parte natural del proceso y se solucionará con el tiempo igual que ellos lo hicieron”

En lugar de llegar a la contratación de las oficinas de la empresa con una estrategia en mente fabricada previamente, un buen consultor de gestión siempre pasa algún tiempo de observación al comienzo de su mandato en una empresa en particular. El consultor quiere saber como es la actual cultura de la empresa, cómo los problemas dentro de la empresa y entre los empleados se resuelven, los niveles de rendimiento de los empleados, y la dinámica de la interacción personal. This allows the advisor to begin to get an idea of where things can be changed within the system in order to improve the overall performance of the company. Esto le permite al asesor para empezar tener una idea, desde don las cosas se pueden cambiar dentro del sistema, con el fin de mejorar el rendimiento global de la empresa.

6. Mejoras en el rendimiento de empleados

La tarea de interacción con la contratación de empleados de la empresa, y conocer cuáles son sus deseos y necesidades y si están siendo satisfechas, es tal vez uno de los temas mas importantes que debe tratar un consultor cuando se reúna con el administrador. Después de todo, son los propios trabajadores cuyas actuaciones hacen o deshacen la empresa, y de vez en cuando hay una desconexión entre lo que los administradores que consideran que sus empleados no están brindando y que los empleados consideran que no están recibiendo. De hecho, las empresas que se encuentran en peor situación y más necesitados de consultar la gestión de calidad, es, en general la zona en la que la mayor parte de la atención se necesita. Es fundamental para la gestión de consultores a fin de mantener su imparcialidad, considerarse como personas que no toman parte entre los directivos y los empleados regulares.

La queja más común expresada por los trabajadores en el mundo empresarial de hoy, es que los directivos no parecen preocuparse por ellos o entender lo que ellos hacen. Les preocupa que a los administradores les interés el punto del balance, donde esta se convierte en un perjuicio para la moral y la productividad de los empleados, y, por tanto, en realidad afecte negativamente al balance final.

7. ¿Cómo puede un buen consultor Mejorar la moral de los empleados?

Mejorar la moral del empleado es la tarea número uno de un buen consultor de gestión. Los empleados que están felices en el trabajo y están seguros en sus puestos de trabajo son mucho más propensos a producir más y mejores productos, y sienten mucho más sentido de lealtad con la empresa. El aumento de la lealtad en la empresa, a su vez, conduce a la reducción de rotación de personal, que a la vez reduce los gastos efectuados por la empresa. Al gastar menos dinero en la formación de los nuevos empleados, las empresas pueden pagar más avanzadas capacitaciones para sus empleados actuales, lo que lleva a más de talento y conocimientos de trabajadores que contribuyen aún más a la empresa en su balance final. Hay toda una cadena de acontecimientos coyunturales que pueden traer grandes beneficios a la empresa y a sus empleados, y todo empieza con un refuerzo en la moral de los empleados. La gestión de los consultores está en una posición única para configurar todo este proceso en marcha, ya que lo hacen desde una posición fuera de la típica estructura corporativa. Consultores suelen ser certificadas en habilidades de resolución de conflictos, ya que estas son las competencias que les ayuda más en la mejora de las relaciones entre los empleados y los administradores. Al actuar como mediadores para la conversación entre las dos partes, puede facilitar la gestión de los consultores una revolución en los términos de la interacción entre ellos. El objetivo último de este proceso es conseguir que tanto la gestión del personal y los empleados regulares empiecen a trabajar juntos, viendo se así mismos como parte de un equipo único cuyos éxitos pueden beneficiar de todos.

8. Beneficios de La Contratación de un Consultor de Gestión

El mayor beneficio de la contratación de un consultor de gestión proviene de la extensión y la variedad de su experiencia. Si fuera posible, de verdad, aprender y comprender efectivamente una nueva técnica de gestión con sólo leer un libro acerca de ello, entonces nunca sería necesario contratar a un consultor de gestión. En el mundo real, sin embargo, no hay una forma única de aplicar una nueva técnica de la gestión en empresa existente. La experiencia de un consultor de gestión aporta al proceso, ante todo, la capacidad para determinar qué técnica de gestión, o una combinación de técnicas, será la forma más eficaz de hacer de una empresa en un lugar más agradable y productivo. En segundo lugar, y más importante, el asesor ayuda a orientar el proceso a lo largo una vez que se haya puesto en marcha. Esto es lo que los profesionales de los libros y los principiantes no puede hacer: pensar con los pies en la tierra, y adaptar las técnicas a las situaciones cambiantes y a los temperamentos individuales. Un buen consultor puede prever donde es probable que los problemas surjan con una sola persona o grupo de personas, y puede trabajar para evitar el problema antes de que ocurra. Por ello, la buena gestión de los consultores se debe tener excelentes personas con habilidades, de modo que puedan abordar las preocupaciones individuales de una manera que tenga mayor sentido para todas las personas involucradas en el proceso.

9. Deberes de Un Consultor de Gestión

Después de que el consultor de administración ha llegado a una empresa y haya completado la fase de observación, y recomendado una estrategia de mejora, entonces se produce la fase de ejecución. El consultor suele reunirse con personas en la estructura de gestión para discutir sus actuales métodos de gestión, y para sugerir las formas en que el administrador puede modificar determinados aspectos de su estilo de gestión para mejorar la productividad y la moral del empleado. Estos cambios pueden ocasionar inicialmente el estrés por parte de los empleados y directivos, de manera que es vital que la gestión de todo consultor durante este proceso, sea capaz de solucionar los problemas y facilitar la transición al nuevo estilo de gestión. El consultor puede ayudar a los empleados han expresar su preocupación acerca de sus necesidades, y ayudar a la gestión de personal para transmitir los objetivos y la dirección de la empresa en conjunto. Esto ayuda a los trabajadores a comprender dónde encajan en el esquema general de la empresa, y lo que pueden hacer para mejorar la reputación de la empresa y el rendimiento en conjunto. El logro del nivel de mejora en la comunicación ordinaria entre la dirección y el personal de los empleados es una de las tareas más importantes para el consultor de gestión, de modo que el personal pueda seguir trabajando en conjunto en la existencia de objetivos después de que el consultor ha pasado a otra nueva empresa. Una vez que el consultor ha llegado a todo el personal hasta el punto de que todo el mundo comprende sus funciones, y por hace lo que hace, es mucho más simple para la gestión de mantener el nuevo sistema sobre ruedas.
Artículos Similares
- La Responsabilidad Social Empresarial
Se trata de integrar a la gestión empresarial el respeto por los valores y principios éticos, trabajadores, comunidad y medio ambiente; crear un interés propio e inteligente que produzca beneficios a la misma empresa y quienes la rodean...
- Comunicación Institucional
- CRM: Un Proyecto Empresarial
- Soluciones E-business
- Calidad en las Empresas
- Gestión de Inventario
- ¿Cómo ser Presidente de su Minicompañía?
- Software para Restaurantes
- Gestion a Favor de la Empresa Moderna
- Gerencia y Control de Gestión