Cuida El Filo De Tus Palabras

Los seres humanos tenemos un arma poderosa llamada lengua que puede sanar, alentar y consolar, pero hay que tener mucho cuidado con lo que decimos por lo que esto puede provocar...

Proveído Por: 

image hosted by ImageVenue.com

Los seres humanos tenemos un arma poderosa llamada lengua que puede sanar, alentar y consolar, pero a la vez puede lastimar y maltratar si no la usamos de forma adecuada. Recuerda que las palabras hirientes pueden dejar cicatrices en el corazón que nunca desaparecen.

Cuando tenía 10 años, era una niña gordita, fea y mi pelo era un matojo de greñas alborotadas.   Un día en la escuela un niño me preguntó: "¿Sabes lo que tienen en común un rinoceronte, un elefante y tú? Me hice la sorda y seguí caminando. De repente gritó en frente de mis amigas: ¡los tres son gordos y feos! Recuerdo la vergüenza que sentí, pero me reí a carcajadas para esconder el daño que causaron esas palabras que me dejaron una cicatriz.  De seguro alguna vez sufriste una cortadura profunda, que aún después de sanar, dejó una marca en tu piel que te recuerda ese episodio. Asimismo, unas palabras hirientes dejan cicatrices en el corazón que nunca desaparecen.

En definitiva, los seres humanos tenemos un arma poderosa llamada lengua que puede sanar, alentar y consolar, pero a la vez puede lastimar y maltratar si no la usamos de forma adecuada. Éste es el órgano más peligroso del cuerpo, con el que cometemos la mayoría de nuestras faltas. ¿Cuántas veces impulsada por la ira o dolor expresas palabras que causan daño a tus seres queridos?. Y luego de usar esa lengua afilada te excusas diciendo: "¡Realmente yo no soy así, fue el momento lo que me provocó!".

He oído madres que les gritan a sus hijos: "Maldito seas, ¿por qué te tuve?; esposas que dicen a sus maridos: "Te odio, no debí casarme contigo"; y hombres que les alegan a sus mujeres: "No sirves para nada, eres una inútil sin mí". Quizás estas palabras fueron expresadas en un momento de rabia y fueron perdonadas, pero no olvidadas. Al igual que los pensamientos, las palabras pueden materializarse y crear maravillas, pero también logran destruir. Uno de mis proverbios chinos favoritos dice: "Eres esclavo de tus palabras y dueño de tu silencio".  Ten en cuenta que cada vez que abres la boca, puedes causar un efecto de por vida.

Cuando enfrentes situaciones en las que te sulfuras y pierdes el control, antes de reaccionar, respira profundo tres veces y piensa muy bien lo que vas a decir. Jamás permitas que las emociones del momento te empujen a decir cosas de las cuales te arrepentirás, y además no reflejan al ser humano que en realidad eres. A ese niño burlón de mi escuela le debí haber preguntado: ¿Sabes lo que tienen en común una pistola, una granada y tu lengua? ¡Las tres pueden causar mucho daño.

www.MariaMarin.com

Por: María Marin / Usted encontrará éste artículo en:
http://mujer.mundoejecutivo.com.mx/articulos.php?id_sec=35&id_art=824

Haga click aquí para leer mas artículos de Tu Decides

Artículos Similares
- Métodos para Redactar Cartas de Marketing
Existes diferentes métodos para redactar cartas de marketing directo, en el siguiente artículo hablaremos del contenido que debn llever y los diferentes métodos de redacción, continúe leyendo para obtener mayor información...
- Optimizar Sitios Web Para Buscadores
- Estrategia De Comercialización De Internet
- Palabras Que Venden
- Leyes Del Marketing En Buscadores
- Elementos de la Comunicación Comercial Aplicada
- Estudios Sobre las Redes Sociales
- Convertir Tu Negocio En Un Imán De Clientes
- Estrategia de mercadeo por Internet
- Adaptar El Mensaje A Cada Canal