Dile NO a la Tristeza

Nuestros pensamientos ejercen una gran influencia sobre nuestros sentimientos y sobre nuestra conducta y nuestra conducta influye sobre nuestros pensamientos y sentimientos...

Artículos Proveído Por:

Aprendamos a cultivar el perdón y la gratitud.

Conocí a un niño que era la torta de la escuela. Todos lo golpeaban, lo humillaban, lo maltrataban y cuando lo hacían llorar algunos se daban por satisfechos de su hazaña; pero otros lo seguían molestando y tal parecía que no quedaban satisfechos hasta que lograba huir de ellos o llegaba un adulto a su rescate. Eso representaba solo un alivio momentáneo pues cuando se lo volvían a encontrar arremetían en su contra nuevamente. Tal pareciera que su objetivo era acabar con el.

En su casa la situación no era muy diferente. Cuando cometía el más mínimo error su padre lo regañaba a gritos, le decía que era un tonto y que nunca se iba a componer.

Este niño seguido decía cosas como: nadie me quiere, todos me pegan, mejor sería que me muriera.

No se bañaba ni se arreglaba. Era retraído. No tenía amigos y los pocos que tenía también lo maltrataban.

"Toda cabeza está enferma y todo corazón doliente"...

Busqué en el diccionario y encontré que la palabra cabeza se aplica a juicio y corazón a sentimientos.

Entonces; juicio es el significado que nosotros le damos a las cosas.

Y el corazón está doliente porque sufre a causa de nuestros juicios enfermos.

"La persona deprimida tiene una opinión negativa de sí misma, del mundo y del futuro".

Nuestra visión (forma de ver) de la cosas, las personas y los sucesos forma parte de nuestros juicios.

La visión acerca de nosotros mismos se llama autoestima.

La visión acerca de nosotros mismos se proyecta hacia los demás, y así, como nos vemos, vemos a los demás y esa misma visión la proyectamos hacia el futuro y como nos vemos ahora nos vemos en el futuro.

"Toda cabeza está enferma"

Una opinión negativa de si mismo: Baja autoestima.

Soy torpe, soy malo, soy feo, pobre de mí, no merezco que me quieran, no merezco que me admiren, no merezco perdón, no merezco cosas buenas, etc.

Una opinión negativa del mundo: Desconfianza.

Todos son iguales, en el mundo no hay buenos; solo hay malos y tontos, todos son unos ineptos, el que no corre vuela, etc.
Y finalmente una opinión negativa del futuro. Pesimismo y desesperanza.

Me va a ir mal, no voy a lograrlo, no tengo remedio, estoy condenado a ser pobre, etc.

La hipótesis de que "la depresión en los humanos es un estado de desamparo aprendido".

Un ejemplo del desamparo aprendido lo vemos en el elefante.

El elefante es uno de los animales mas fuertes que hay sobre la faz de la tierra, si no es que el mas fuerte.

A este animal lo mantienen preso en el circo con una cadena asegurada, de un extremo, a un grillete que le ponen en una de sus patas y al otro extremo a una frágil estaca que el podría arrancar con solo dar un paso que no representaría el mas mínimo esfuerzo para él.

¿Por qué no lo hace? A este elefante, cuando era pequeño, lo ataron a una estaca muy fuerte. Todos sus esfuerzos por liberarse eran infructuosos hasta que aprendió que todo esfuerzo por cambiar su situación sería inútil y se resignó a permanecer atado a una estaca.

Así como este elefante aprendió a que era inútil liberarse de la estaca, nosotros aprendimos a tener una autoestima baja, a desconfiar de los demás, a ser pesimistas y a permanecer en ese estado.

"Toda cabeza está enferma y todo corazón doliente"

"A la gente deprimida le suceden mas cosas desagradables en su vida y su experiencia de estos sucesos también es mas desagradable que la de la gente no deprimida"

"La media de la edad del primer episodio depresivo de una persona en los años 70s era de 29.5 y hoy en día se sitúa en los 14.5 años"

La OMS (Organización Mundial de la Salud) dice que la depresión ocupa en la actualidad el cuarto lugar en la prevalencia de todas las enfermedades y que para el 2020 será la segunda enfermedad en el mundo.

Si la depresión es una visión negativa aprendida, entonces podemos aprender a tener una visión positiva para combatirla.

Aprendamos a ver las cosas buenas que hay en nosotros.

Cultivemos el perdón y la gratitud.

Si perdonamos, aquello que nos hiere dejará de hacerlo.

Si somos agradecidos con lo que recibimos, seremos felices,

Y si aprendemos a ver lo bueno en nosotros, también podremos ver lo bueno en los demás y veremos la vida con optimismo.

Un autor que no recuerdo su nombre dijo:

Siembra un pensamiento y cosecharás una acto.

Siembra un acto y cosecharás un hábito.

Siembra un hábito y cosecharás un carácter.

Siembra un carácter y cosecharás un destino.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- ¿Cómo Evitar que la Ansiedad se Vuelva Crónica?
La ansiedad es el resultado de las emociones fuertes que viven o han vivido las personas. La impaciencia, las ansias por algún suceso o alguien no son del todo peligrosas, el problema esta cuando esta se vuelve patológica...
- Entusiasmo en tu Personalidad
- Consultoría Psicológica
- La Ley de la Atracción
- Establecer Metas Poderosas
- Combatir la Depresión
- Saber Expresar las Emociones
- Resolviendo La Propia Neurosis
- Disfonías o Afonía
- Trastornos de Conducta