Dónde Ir En Vacaciones

¿Dónde ir? es la pregunta más repetida en época de vacaciones. Muchas personas pierden sus vacaciones por no saber donde ir, continua leyendo y averigua que hacer y como planear tus vacaciones...

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com

¡Viajar! ¿Dónde? Eso depende de los gustos de cada persona, pero sobre todo de sus posibilidades económicas y de la disponibilidad o no de tiempo libre. Básicamente estas dos cosas condicionan todo lo demás.

Cualquier época, si se puede, es buena para emprender un viaje, pero ¿estamos preparados para llevarlo a cabo? Si eres una persona calculadora seguro no te faltará un detalle. A menos que te surja un imprevisto. Pero, ¿no es el verdadero viaje un imprevisto en su totalidad? ¿Estamos preparados para conocer y conocernos?

Durante la trayectoria de alguno de nuestros viajes -por no decir en todos- siempre hay un momento que pensamos que tal o cual cosa es un verdadero fastidio. Incluso llegamos a pensar que es el peor momento del viaje. No es cierto. Si reflexionamos, nos damos cuenta en seguida que es el mejor, porque sin él no hubiéramos apreciado todo lo demás y especialmente resulta ser un motivo de aprendizaje que comporta todo viaje.

El viaje nos invita a conocer nuestro yo más íntimo por comparación con lo que nos encontramos: otro entorno, otras gentes, otra cultura. El viaje es entonces otra forma de conocimiento y es, a veces, una revelación de muchas cosas que ni siquiera habíamos imaginado.

Sin embargo puede que alguien se pregunte, ¿cuál es el verdadero viaje?: ¿aquel que llevas soñando mucho tiempo? ¿quizás aquel del que te han contado maravillas? ¿o tal vez el que estás ahora trazando en el mapa y que se ha convertido en un viaje interior.?

Yo aún no lo he averiguado, aunque sí creo que conocer algo nuevo implica siempre un disfrute de los sentidos; de todos los sentidos puestos a trabajar para experimentar nuevas sensaciones.

Pero de lo que estoy segura es de que hay dos clases de viajeros. Uno masivo que responde al ofrecimiento turístico y que sólo conoce lo que ha visto en su itinerario, planeado por las agencias y otro que se lanza sin más a la aventura y registra como la cámara de un buen fotógrafo lo que nadie ve y además es capaz de contarlo. “Es mejor ver algo una vez que comentarlo cien veces” dice un adagio japonés. “Pero contar algo es mejor que no hacerlo en absoluto” dijo Burton Holmes, un fotógrafo.

Haga click aquí para leer más artículos en MediosyRedes.com