El Castigo Físico

Según estudios realizados en los EEUU, el castigo físico en los chicos aumenta la probabilidad de que el carácter de estos se vuelva desafiante y agresivo en el largo plazo. Continúe leyendo el artículo...

Proveído Por:

Así lo reveló un nuevo informe elaborado por profesionales de la Universidad de Michigan, que destacó que el castigo físico pone en riesgo a los niños y genera problemas de salud mental, comportamiento antisocial y eventualmente- de lesiones graves.

"Hay pocas evidencias e investigaciones que muestren que el castigo físico mejora, en el largo plazo, el comportamiento de los niños," concluye Elizabeth Gershoff, autora del informe y profesora asociada en la Escuela de Trabajo Social.

Gershoff analizó 100 años de investigación de estudios publicados sobre el castigo físico, en particular, las palizas en las nalgas. Los resultados indican que la mayoría de los azotes son una práctica parental ineficaz en la crianza de niños tanto en los Estados Unidos como en el resto del mundo.

"Hay cada vez más motivación, en otros países de promulgar leyes que prohíban legalmente todas las formas de castigo físico", dijo Gershoff, cuya investigación se centra en el impacto de la violencia infantil el desarrollo de niños y adolescentes a través del tiempo.

Varios estudios recientes revelan que muchos padres aún maltratan físicamente a sus hijos, especialmente los niños de 1 y 2 años de edad. Cuando los niños llegan al 5 º grado, el 80 % recibió algún castigo físico.

Asimismo, en múltiples estudios se descubrió que los azotes en las nalgas llevan a los niños a padecer de más problemas de salud mental, como ansiedad y depresión, alcohol y drogas, y un ajuste psicológico deficiente. Estos problemas también aumentan los niveles de estrés.

Una de las conclusiones del estudio asegura que los niños se comportan mejor cuando son motivados por la alabanza o la promesa de recompensas en lugar de amenazas de castigo ya que necesitan la enseñanza y la orientación de los padres para que puedan aprender a tomar mejores decisiones en el futuro.

"El castigo corporal no enseñan a los niños por qué su comportamiento fue erróneo o lo que deben hacer en el futuro", según el informe.

Haga click aquí para leer mas artículos de Infobae.com

Artículos Similares
- Celos Patológicos
Trataremos los celos patológicos desde el punto de vista de la terapia racional emotiva (Albert Ellis, 2001). En primer lugar, conviene distinguir entre los celos normales, que cualquier persona puede sentir en un momento dado sin que suponga un problema, y los celos patológicos...
- Comunicación Entre Padres E Hijos
- La Educación Familiar
- Ponerse Físico
- El Divorcio En Los Niños Y Adolescentes
- Comodidad Física Y Emocional Para Las Futuras Madres
- El Arte de Amar
- El Maltrato y El Castigo
- ¿Torturamos Psicológicamente a los Hijos?
- Recuperar El Amor