El Liderazgo Narcisista

Hay quienes se han interesado en la relación del narcisismo con el liderazgo, y consideran que algunos líderes han sido prisioneros, manejados por lo que el narcisismo encierra y muchos debido a que no supieron controlarlo, cometieron errores que afectaron su liderazgo, conduciéndolos al fracaso...

Artículos Proveído Por:

De: carlos

¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Son beneficiosos los líderes narcisistas en las organizaciones? ¿Cuál es el alcance, repercusiones de su rol? ¿Se considera usted un líder narcisista? ¿Cómo enfrentarlos?, son algunas interrogantes que el tema genera en función de evaluar lo que representa el liderazgo narcisista en la empresa.

José Enebral Fernández sobe el tema expone, que dentro de las empresas, hay una cierta dosis de narcisismo que puede considerarse normal en los líderes e incluso necesaria, aunque sí parece haber acuerdo en que el exceso es siempre nocivo. Uno duda que alguien deba ser un poco narcisista, pero todo depende de lo que se entienda por "cierta dosis de narcisismo", e incluso de lo que se entienda por "líderes". Quizá sería más sencillo ponernos de acuerdo si habláramos de preservar el decoro, del respeto a las formas o del protocolo relacional; y en cuanto al liderazgo, puede que se trate muy a menudo de una etiqueta no otorgada por los supuestos seguidores, sino por terceros o por el propio "líder": o sea, una mera posición jerárquica.

Se diría que el narcisismo es llamativo por indecoroso, aunque esto depende también del observador; pero, en grado de trastorno de personalidad y en posiciones de poder, resulta, sin duda y sobre todo, muy pernicioso para las empresas, cuya prosperidad exige percibir bien las realidades, incluida la propia. Puede que el narcisismo esté más extendido de lo que parece, y conviene insistir en el fenómeno e identificarlo debidamente; las empresas pueden estar catalizando su cultivo mediante el insistente culto al supuesto talento, al supuesto liderazgo, aunque los narcisistas parecen llevar la semilla dentro.

En un interesante trabajo publicado hace tiempo por Beatriz Ramírez sobre un escrito que publicó Human Relations, Vol 38, pags.583-601. Gran Bretaña 1985. Narcissism and Leadership: An object relations perspective" de Manfred F.R. Kets de Vries ,Danny Miller, destaca, que en algunas investigaciones sobre líderes, se encuentra un componente importante de su orientación directiva es la cualidad y la intensidad de su desarrollo narcisista. Si hay una constelación de la personalidad para que los líderes tiendan a gravitar, ésta es sólo la narcisista. Freud (1921, pp. 123-124), en su estudio de la relación entre los líderes y sus seguidores confirmó esto, planteando que "el líder necesita amor a sí mismo, no únicamente puede ser de naturaleza dominante, absolutamente narcisista, confiado de sí e independiente". Posteriormente introdujo una persona cuyo principal interés es la preservación de sí, es independiente e imposible de intimidar. La agresividad expresiva es importante, ésta a veces se manifiesta en una disposición constante a la actividad. La gente que pertenece a este tipo impresiona a otros ya que son fuertes de personalidad. Ellos convienen en actuar como baluartes ideológicos-morales de otros, en resumen, como verdaderos líderes (Freud, 1931, p. 21).

En un contexto similar, Wilhelm Reich se refirió a la personalidad fálico-narcisista, a la que describió como: "Segura de sí misma, a menudo arrogante, clásica, vigorosa y muy impresionante... Los tipos tienden a hablar claro y alto, tienden a conseguir posiciones de dirección en la vida y a resentirse en las de subordinación.... Si su vanidad es lesionada, ellos reaccionan de dos posibles formas: Con fría reserva, profunda depresión o viva agresión" (Reich, 1949, p. 201).

Lo cierto, nos comenta Ramírez, el narcisismo se convierte en un tópico de particular interés por estudiar, a pesar de los nuevos desarrollos ocurridos en la teoría psicoanalítica. La introducción a la teoría de las relaciones de objeto y la psicología del Yo, son especialmente fructíferas en esto. Las revisiones más importantes relacionadas con el narcisismo fueron formuladas por los clínicos: Otto Kernberg (1975) y Heinz Kohut (1971).

Se destaca, q como lo señala , Kernber "de que las personalidades narcisistas están estimuladas a menudo por intensas necesidades hacia el poder y el prestigio para asumir posiciones de autoridad y liderazgo, los individuos con tales características se encuentran frecuentemente mejor al llegar a posiciones de liderazgo" (Kernberg, 1979, p. 33). Kohut , por su parte concibe a los líderes como objeto de identificación, menciona que "ciertos tipos de personalidades fijadas narcisísticamente con su aparente confianza absoluta y asertividad se prestan ellas mismas específicamente para este rol" (Kohut, 1971, p. 316).

El narcisismo es la fuerza motriz detrás del deseo para obtener una posición de liderazgo. Quizá los individuos distinguidos con fuerte personalidad narcisista, están más dispuestos a comprometerse en arduos procesos para ganar una posición de poder.

Se dice, que los narcisistas sienten que deben confiar en sí mismos más que en los demás, por la necesidad de gratificación de la vida. Ellos viven con la presunción de que no pueden estar seguros de depender del amor o la lealtad de cualquiera. Pretenden ser autosuficiente, pero en el fondo de su existencia experimentan una sensación de privación y vacuidad. Al rivalizar con estos sentimientos, así como ocultarlos, quizá por inseguridad, el narcisista se preocupa por el establecimiento de su adecuación, fuerza, belleza, estatus, prestigio y superioridad. Al mismo tiempo, otros narcisistas esperan aceptar el alto aprecio en que ellos se tienen a sí mismos, así como satisfacer sus necesidades. Lo que está influyendo en su conducta es su impulsividad interpersonal. Los narcisistas viven bajo la ilusión de que ellos están para ser servidos, que sus propios deseos toman prioridad sobre los de otros. Piensan que merecen especial consideración en la vida.

¿Cómo hace uno para reconocer a los líderes narcisistas? Al respecto se nos proporciona algunas sintomatologías que permiten reconocerlo, tales como:

a. Sensación de grandiosidad o de especial importancia del Yo, por ejemplo, la exageración de los logros y las capacidades, enfocadas a cuestiones de naturaleza extraordinaria.
b. Fantasías de preocupación, fortuna ilimitada, poder, esplendor, belleza, o amor ideal.
c. Exhibicionismo: la persona requiere de constante atención y admiración.
d. Indiferencia o marcados sentimientos de coraje, inferioridad, vergüenza, humillación, o vacuidad como respuesta a la crítica, la indiferencia de otros o la derrota.
e. Al menos dos, de las siguientes características de alteración en las relaciones interpersonales:

1. Autorización: Espera de favores especiales, sin asumir responsabilidades recíprocas, por ejemplo, sorprenderse, encolerizarse, porque la gente no hace lo que uno espera.

2. Abuso interpersonal: Tomando ventaja de otros para satisfacer los deseos propios o para engrandecerse, sin considerar la integridad personal y el derecho de los otros.

3. Las relaciones que característicamente alternan entre los extremos de sobreidealización y devaluación.

4. Carece de empatía: Incapacidad para reconocer lo que otros sienten, por ejemplo, uno puede ser incapaz de apreciar, la aflicción de alguien que está seriamente enfermo.

Concretamente se señala, que se considere que la conducta directiva tiene una dosis de narcisismo, que puede ser normal y conducir al éxito o al cumplimiento de objetivos o puede perjudicar la toma de decisiones en una organización deteriorando así, las relaciones interpersonales en su interior e impidiendo el cumplimiento de los objetivos empresariales, desviando a su vez las tareas de sus subordinados al cumplimiento de deseos personales.

Michael Maccoby, psicoanalista, antropólogo y consultor en su obra el Líder narcisista, Editorial Aguilar, señala, que éste líder enfatiza en las cualidades del narcisista que lo llevan a ser un hombre triunfador y exitoso; pues: toma decisiones firmes y audaces, enfrenta valientemente las adversidades, es carismático y trabaja en sus proyectos con enorme pasión, es perseverante y mantiene un aprendizaje voraz, tiene la seguridad de que sus ideas transforman al mundo.

Por último, Enebral señala, que con su falsa imagen propia, ya se ve lo peligroso que puede ser un narcisista en puestos directivos. Llega a considerar que sus subordinados están a su servicio en vez de al de la empresa, y su propio interés predomina sobre la legitimidad. Piensa que las normas no están para él y se las salta sin conciencia de culpa. Aunque sean, o seamos, muchos los estirados, los arrogantes o los engreídos, el narcisismo parece ciertamente algo más grave, perturbador, peligroso, sobre todo entre quienes administran más poder.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com - http://www.articuloz.com/administracion-articulos/el-liderazgo-narcisista-491874.html

Haga click aquí para leer mas artículos de Artiguloz.com

Artículos Similares
- El Impacto de los Estilos de Liderazgo
Cada líder tiene una forma de actuar y de pensar diferente, es por eso que se crearon los seis estilos de liderazgo, y en este artículo vamos a analizar el impacto de estos. Continúe leyendo para obtener mayor información...
- Claves del Liderazgo
- ¿Cómo ser un Buen Líder?
- ¿Qué es El Liderazgo Compartido?
- La Planificación
- El Mejor Estilo de Liderazgo
- Gerentes que Buscan la Calidad Organizacional
- Las Características de un Líder
- Los Cuatro Fundamentos del Liderazgo
- Estilos De Liderazgo