El Marketing de Productos

El marketing es una batalla de posicionamiento en la mente del cliente. No importan tanto las características reales del producto, sino los atributos que le asigna el cliente. Continúe leyendo el artículo...

Artículos Proveído Por:

Todos conocemos productos que tienen un componente emocional en la compra, la racionalidad pura no siempre está presente en nuestras adquisiciones.

De esta manera, los anuncios de colonia suelen hacer hincapié en la capacidad de seducción de quien las usa, pero también artículos de alto precio, como automóviles, casas, o ciertas marcas de relojes, por ejemplo, se compran en muchas ocasiones por el estatus que proporcionan ante los demás.

En esta batalla en la mente del cliente es muy importante diferenciarse de los demás. En cada categoría de artículos puede haber una serie de características básicas que tienen que cumplir todos los que están en ella, para poder competir.

Por ejemplo, las pastas de dientes deben combatir la caries. También pueden ser deseables otras cualidades, como ser antisarro, evitar el mal aliento, blanquear los dientes…

Todo esto nos llevaría a una batalla en la que podría ser difícil diferenciarse, así que lo mejor es concentrar el enfoque, aun sacrificando el hacer hincapié en otras características, y tratar de posicionarse como el mejor en algo.

Por ejemplo, la crema que deja los dientes más blancos, o la que cuida tus encías, o la más adecuada para dientes sensibles…Por supuesto, todos estos posicionamientos no quieren decir que estas cremas no combatan la caries o el mal aliento, que también lo hacen, pero se concentran en una característica para tratar de distinguirse de la masa.

En ocasiones, esta diferenciación conlleva altas dosis de franqueza, reconociendo o incluso potenciando características que en principio podrían parecer malas, pero a través de un razonamiento implícito se convierten en buenas.
Por ejemplo, en el caso del Listerine, enjuague bucal de sabor muy fuerte. Esta cualidad podría ser en principio una desventaja, e incluso hubo competidores que se posicionaron como enjuagues de buen sabor.

Frente a esto, Listerine podía argumentar que no sabía tan mal, cambiar su sabor, o hacer lo que hizo, reconocerlo (lanzó una campaña titulada “El sabor que odias dos veces al día”) y reposicionar esta cualidad dando a entender que este sabor más fuerte “mataba más microbios”.

Otro ejemplo serían los tomates raf, que son unos tomates muy sabrosos, pero de aspecto un poco “feo”. En esta época en la que vivimos no resultaría imposible conseguir que tuvieran un mejor aspecto, pero esta rareza les proporciona distinción, se identifican fácilmente, e incluso se cortan mejor.

Un tercer ejemplo sería el del turrón 1880, que se posiciona como “el más caro del mundo”. Aunque en principio parece una característica no deseable, el razonamiento implícito que conlleva es que si reconocen e incluso presumen que son los más caros, debe ser porque es el de mejor calidad.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Haga click aquí para leer mas artículos de Artiguloz.com

Artículos Similares
- Gerente de Producto
Es el responsable de marketing de una determinada gama de producto, dependiendo directamente del director de marketing. Continúe leyendo para conocer más acerca de este importante puesto...
- Los Diez Pecados Capitales Del Marketing
- Conclusiones del Estudio de las Fases
- Productos y Gamas De Productos
- Objetivos, FODA Y Estrategias Del Plan De Marketing
- Marketing Multinivel
- Marketing de Afiliado
- El Poder Del Email Marketing
- Marketing En-Linea
- Introducción a Producto y Precio