Empezar Un Negocio

El crear un negocio no es una tarea sencilla, para facilitarte las cosas en esta gran aventura, te brindamos a continuación simples recomendaciones que esperamos te sean de ayuda para tener éxito...

Artículos Proveído Por:

El crear un negocio no es una tarea sencilla, para facilitarte las cosas en esta gran aventura, te brindamos a continuación simples recomendaciones que esperamos te sean de ayuda:

Haz una pequeña investigación de mercados.

Una vez que ya tengas definida tu idea de negocio, es decir, una vez que ya sepas qué negocio quieres crear, realiza una pequeña investigación de mercados que te permita tener una primera idea de la factibilidad de tu negocio.
Esta pequeña investigación de factibilidad podría consistir en recorrer negocios similares al que quieras crear, en hacer pequeñas encuestas a tus conocidos para saber qué opinan de tu idea de negocio, por ejemplo, preguntándoles si adquirirían o no el producto o servicio que vas a ofrecer. Podría consistir también en entrevistarte o simplemente conversar con personas que estén o hayan estado en el tipo negocio que quieres crear, por ejemplo, preguntándoles qué opinan sobre tu proyecto, si piensan que podría tener éxito, y de paso preguntándoles qué consejos te darían y si estarían dispuestos a asesorarte o ayudarte en la creación del negocio.

Inicia tu negocio con capital propio.

Es recomendable que empieces a invertir en la creación de tu negocio con tu propio capital, y luego más adelante cuando tu negocio empiece a crecer, recién empezar a pedir préstamos. Lo recomendable al iniciar un negocio (sobre todo cuando no se cuenta con mucha experiencia en ello) es empezar con poco, empezar con el poco capital que uno pueda tener, y luego a medida que el negocio valla creciendo, nos volvamos más experimentados, y estemos seguros de poder pagar una deuda, recién empezar a pedir préstamos, que nos ayuden a hacer crecer más rápidamente nuestro negocio. En caso de que no cuentes con suficiente capital propio, una opción es pedir dinero prestado a familiares o amigos, pero procurando de que la cantidad prestada no sea excesiva, y que una vez conseguido el dinero, no te sientas tan presionado por tener que devolverlo en una fecha límite.

No inviertas todo tu dinero.

En la creación de un nuevo negocio siempre existirá el riesgo de que las cosas no salgan bien, por lo que es recomendable de que nunca inviertas el total de tu dinero en la creación de un negocio, siempre deja una parte de éste en caso de que las cosas no resulten tal como uno esperaba.

Reserva un pequeño presupuesto.

Al momento de invertir en la creación de un negocio, siempre reserva un pequeño capital en caso de imprevistos. Es común que cuando se hacen las proyecciones de los gastos o de la inversión, al final los gastos reales, es decir, lo que realmente lleguemos a gastar o invertir, sean mayores a los gastos que hayamos presupuestado o previsto, siempre habrá costos ocultos que se nos escapen al momento de hacer nuestras proyecciones. Por lo que tener un pequeño presupuesto de reserva nos ayudará a solventar dichos inconvenientes.

Reduce tu inversión.

Hacer negocios no sólo se trata de buscar las mayores ventas o ingresos posibles, sino también de buscar los menores gastos. Al crear tu negocio, debes procurar que tu inversión sea la menor posible, sin que ello implique que inviertas en cosas de poca calidad, por ejemplo, si tu negocio implica la compra de una determinada maquinaria, no debes apresurarte y comprar la primera maquinaria que encuentres, debes tomarte tu tiempo, investigar bien el mercado y comparar bien productos y precios.

Cuidado con las sociedades.

Si decides asociarte con alguien para la creación de un negocio, es recomendable que busques socios que tengan las mismas aspiraciones de crecimiento que tú, que estén tan motivados como tú para crear el negocio. Asimismo, busca socios que puedan aportar cosas, aparte del dinero, que tú no puedas, como, por ejemplo, contactos comerciales, experiencia o conocimientos en un determinado tema. Y por último, antes de formar la sociedad, trata de acordar de antemano cuáles serán las medidas que se tomarán en el futuro, sobre todo, en caso de que la sociedad o el negocio no obtenga los resultados esperados, por ejemplo, acuerda de antemano cómo se repartirán las utilidades, cuáles serán las funciones de cada uno, que pasaría en caso uno de los socios decida retirarse, que pasaría en caso faltase una mayor inversión. El asociarse con alguien para la creación de un negocio puede ser muy beneficioso, pero también, puede resultar siendo un asunto muy difícil de manejar si es que no se toman las medidas preventivas.

Paciencia.

El iniciar un negocio no es una tarea fácil en donde alcanzarás el éxito de un momento a otro, es mas bien un proceso largo y tedioso, en donde lo más probable es que no veas utilidades los primeros meses, y en donde siempre encontrarás obstáculos e imprevistos. Pero si realmente crees en tu proyecto, si realmente crees que alcanzarás el éxito, entonces no debes desmotivarte antes las adversidades, debes ser perseverante y paciente. El estar tranquilo, sin apuros y sin tensiones te dará claridad y sabiduría para que puedas tomar las mejores decisiones y alcanzar el éxito en tu negocio.

Busca la diferenciación.

Al crear tu negocio, busca siempre una diferenciación, busca ofrecer a los consumidores algo especial que tus competidores no lo hagan, algo que sea novedoso, que te distinga de los demás, algo que llame la atención de los clientes y sea el motivo por el cual vuelvan a visitarte. Por ejemplo, nuestra diferenciación puede ser el dar un servicio extra, el dar una excelente atención al cliente, el ofrecer un servicio personalizado, el ofrecer una característica extra en nuestro producto, que los demás productos de la competencia no tengan, etc.

Si tu negocio implica el alquiler o compra de un local.

Si tu negocio implica la adquisición de un local a donde tengan que concurrir tus clientes, debes elegir bien la ubicación, para ello debes tener en cuenta a quiénes va dirigido tu producto o servicio, la cercanía de tus clientes, de tus competidores, de tus proveedores, los costos de alquiler o compra. Ten en cuenta que si buscas un local en un lugar céntrico o concurrido, estarás más cerca de los consumidores, pero tendrás mayor competencia y el costo del local será mayor, y si escoges un local ubicado en un lugar menos céntrico, el costo del local será menor, pero estarás más lejos de los consumidores, aunque si tu producto es de buena calidad y haces una adecuada publicidad, los consumidores te buscarán donde estés.

Planifica bien tu negocio.

Y por último, has un buen plan de negocios que te permita conocer la viabilidad del negocio, saber a cuánto ascendería la rentabilidad y que sirva de guía para la implantación del negocio.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- ¿Mi Negocio Virtual es rentable?
Por supuesto esta es la pregunta del millón ¿Que tengo que hacer para que mi Negocio Virtual sea rentable? hay muchos pasos e indicaciones que hay que seguir y que encontraras en este artículo...
- Empezar un Negocio en Época de Crisis
- Iniciar un Negocio Multinivel
- Fracaso de Negocios En-Linea
- Subir un Negocio a La Red
- Cualidades de un Empresario
- Duplicar Ingresos y Tiempo
- Programas de Afiliados
- ¿Cómo Tener una Idea de Negocios?
- El Negocio Online