Temas > Bodas >

Escogiendo El Mejor Diamante

Alrededor del mundo, los diamantes son utilizados como una muestra de amor y un símbolo de la relación inquebrantable del matrimonio.

Alrededor del mundo, los diamantes son utilizados como una muestra de amor y un símbolo de la relación inquebrantable del matrimonio. Sin embargo, la búsqueda de un diamante, puede ser muy estresante, ya que hay muchos factores que pueden afectar su decisión, como la forma, belleza, tamaño y costo. La siguiente información le dará los conocimientos que necesita para hacer una compra muy especial.

Para empezar, toma nota del gusto de ella. ¿Ella utiliza joyería con tonos de oro o plata? ¿Le gustan los zafiros o esmeraldas, o lo que parece ser un tradicionalista que elegiría un solo diamante?

Mira como observa las revistas o como admira el anillo de alguien más. Esto puede ser una gran idea! También puedes ser un poco más atrevido y pedir consejos a sus amigos y familiares acerca de lo que a ella le podría gustar. Obtén ayuda de uno de sus amigos para preguntarle qué tipo de anillo que le gusta a ella. Si el compromiso no es una sorpresa, le puedes preguntara ella que e gusta o incluso llevarla de compras contigo.

Grado del corte del diamante

El corte de un diamante es juzgado por el ojo del observador y por tanto, el corte es la más subjetiva de las cuatro “C” de un diamante. El corte de su diamante, es la característica más importante a considerar al elegir un diamante. El corte no debe confundirse con la forma del diamante (redondo, princesa, baguette, etc.) No importa cuál sea la forma de diamante que elija, cada forma de diamantes tiene un conjunto óptimo de proporciones que reflejan y refractan la luz de manera óptima. EL corte que es la relación y proporción entre los ángulos de un diamante, por lo general es pasado por alto por los vendedores y compradores de diamante. Resulta irónico que corte de un diamante y el pulido son lo que hacen un diamante brille, que es la razón por la que compramos un diamante en el primer lugar. La belleza de un diamante pulido, radica en su compleja relación con la luz, cuánto entra en el diamante, la cantidad de luz regresa al ojo del observador y de qué forma. Se requiere de los cálculos de simetría y el porcentaje de profundidad de los ángulos de un diamante para juzgarlos sin verlo, pero cuando se compara un diamante al lado de otro, la matemática esta de más.

Tome dos diamantes pulidos igualmente clasificados por un laboratorio, ambos con el mismo peso en quilates, color y claridad, pero con proporciones de corte diferentes. Cuando se colocan boca arriba sostenidos en sus dedos, gire lentamente su mano y notara que ambos son completamente diferentes, uno brillara mas que el otro. La diferencia entre los dos está en el Corte y es el resultado de tres atributos de la luz.

El brillo es la combinación de la luz blanca que se refleja de la superficie y el interior de un diamante. Los destellos de color que puede verse en un diamante que se llama fuego. Las pequeñas esferas de luz que se ven parpadear un diamante cuando se mueva lentamente el diamante son loa destellos. Los diamantes de corte con las proporciones ideales para su forma, no solo optimizan la interacción con la luz, sino que brindan un excelente brillo, el fuego y destellos. Las proporciones de un diamante, no solo afectan su interacción con la luz, sino que realzan su belleza y valor en general. Es por eso que se debe de ver a los diamantes y no los certificados al momento de tomar una decisión. Pídale al tasador de su joyería local que observe el diamante que le interesa antes de hacer una compra.

El corte y pulido de un diamante natural son las únicas características de los diamantes que dependen totalmente de la mano del hombre. El color, claridad y quilates de un diamante natural lo determinó la naturaleza hace millones de años. Un cortador de diamantes analiza los diamantes en bruto y a continuación, determinará la manera de extraer el mayor peso en quilates, la forma que le dará más beneficios y valor a su diamante, así como la forma de evitar las inclusiones en el corte. Es posible tomar el mismo diamante en bruto, y cortarlo a un tamaño mas reducido pero dándole una belleza sin igual, así como también es posible pulirlo y cortarlo para darle el mayor valor monetario, pero perdiendo parte del brillo. El producto final generalmente es llamado un diamante trabajado.

Los diamantes que se cortan en cualquier forma que no sea redonda o de brillante, tienen los llamados "cortes de fantasía" y requieren de un tasador independiente joyas para calcular las proporciones del diamante con el fin de juzgar el corte. Al juzgar un diamante de corte para recordar a ver realmente los diamantes no el certificado, escoja el diamante que tiene la el mayor brillo y fuego a simple vista. En caso de duda acerca de un diamante, consulte a un tasador de joyería independiente. Si bien existe una clara razón para preferir los diamantes más grandes, diamantes de uno a dos quilates o tenga una preferencia por los diamante de color E. Algunas personas prefieren los diamantes en cortes fuera de lo común, por ejemplo hay quienes los prefieren extensos, los cuales tienen una superficie mayor a la ideal. Esto hace que el diamante se vea mas grande, sin tener que pagar por un mayor peso, aun que a otro le gustan mas las proporciones cuadradas o rectangulares de los corte “princesa”. La verdad es que cuando se refiere al corte de un diamante, la belleza esta en el ojo del observador.

Claridad

La claridad le permite ver el nivel de perfección del diamante. Entre más imperfecciones o inclusiones tenga un diamante, menos chispas o fuego que tendrá. Con un menor numero de imperfecciones, la luz pasara con mayor facilidad, aumentando el fuego, que es tan deseado en un diamante.

Impecable: FL Un diamante que no contiene imperfecciones. Estos diamantes son muy raros y muy caros.

Internamente impecable: Un diamante SI no tiene inclusiones internas y pocas inclusiones menores en el exterior.

Inclusiones muy muy ligeras: Un diamante VVS1, tiene inclusiones muy pequeñas, principalmente en la parte externa. Estas inclusiones son tan pequeñas que son difíciles de encontrar, incluso con una lupa de joyero. VVS2, es Un diamante tiene inclusiones un poco más grande que un VVS1, pero todavía son difíciles de ver bajo una lupa de joyero.

Inclusiones muy ligeras: Un diamante VS1 tiene inclusiones pequeñas, por lo general alrededor del borde de la piedra. No es fácil ver estas inclusiones bajo una lupa de joyero. Un diamante VS2, tiene pequeñas inclusiones que por lo general están alrededor del corazón de la piedra.

Inclusiones leves: SI1, un diamante de este grado tiene pocas inclusiones, por lo general alrededor del borde del diamante. Estas inclusiones son fáciles de localizar bajo una lupa de joyero. Un diamante SI2, por lo general tiene inclusiones en torno al centro del diamante. Estas inclusiones son muy fáciles de localizar bajo una lupa de joyero. Un diamante ha SI3, por lo general tiene inclusiones en bajo el centro del diamante. Estas inclusiones son muy fáciles de localizar bajo una lupa de joyero.

Inclusiones: Un diamante I1 tiene varias inclusiones en el interior del diamante que son muy fáciles de localizar bajo una lupa de joyero e incluso puede ser visto por el ojo desnudo. Un diamante I2tiene varias inclusiones, por lo general en el corazón de la piedra. Estas inclusiones son visibles a simple vista. Un I3diamante tiene varias inclusiones que son muy fácilmente vistas por el ojo desnudo.

Quilataje

Los quilates son la unidad utilizada para medir el peso de un diamante. Un quilate, es igual a 200 miligramos o 142 quilates son igual a una onza. El costo de un diamante aumenta exponencialmente a medida que su tamaño o peso aumenta. Por ejemplo, un diamante de dos quilates cuesta mucho más que dos diamantes de un quilate. Esto se debe a que los diamantes más grandes son más difíciles de encontrar.
Usted no quiere tener que volver a la joyería por un cambio de tamaño si puede evitarlo... lo ideal es que el anillo se deslizará hacia la derecha en su dedo y se quedara allí como un símbolo de su amor! Pero, ¿cómo podría saber que tamaño de anillo es el correcto, sin levantar sospechas?

Escabúllase en la caja de joyas de ella y puede hacer lo siguiente:

• Haga una impresión de uno de sus anillos en una pieza de arcilla u otro
material moldeable.

• Trace el interior del anillo en una hoja de papel.

• Tome uno (sólo si ella no lo notará!) Para llevarlo a la joyería con usted.

Si su prometida no es de la costumbre de dejar su joyeraza a la vistas, pídale a una de sus amigas o a un miembro de su familia que consiga la información para ti, es increíble el tipo de cosas que las mujeres hablan entre ellas, sin levantar la mas mínima sospecha.

Las forma más común y popular de diamantes es la redonda o tipo brillante; Cerca del 75% de los diamantes vendidos son redondos! Esto es debido a que tienden a brillar más que las otras formas. Otras formas son conocidas como "de fantasía".

Tratamientos para mejorar la calidad de un diamante

La claridad del diamante es un gran factor en el cálculo del costo de este. Los tratamientos de laboratorio pueden ayudar a aumentar la claridad de un diamante, manteniendo un precio asequible para un anillo de compromiso de diamantes. Una inclusión significativa de color negro en un diamante de buena calidad, distrae de su belleza y reduce el precio del diamante sustancialmente. Con la tecnología actual del láser, se puede taladrar y disolver a esta inclusión y llenar el agujero con una sustancia similar al diamante, lo que hace el diamante más visualmente atractivo mientras se mantiene el costo total por quilate relativamente bajo. Muchas personas prefieren diamantes visiblemente impecables (Si1 o mejor claridad). Los diamantes de mayor claridad son perfectos para las novias que quieren un diamante de gran tamaño y buen color, dentro de un presupuesto reducido.

El término "diamante mejorado" suena mejor que " diamantes tratado", pero ambos términos significan la misma cosa. Los procesos de mejoras en la claridad de los diamantes son la perforación láser para eliminar las inclusiones y el llenado de las fracturas, agujeros y marcas dejadas por el láser. Los tratamientos para mejor la claridad cuesta menos, pero se ve igual que un diamante de claridad casi impecable. Estos le permiten al comprador, ir a una tienda y obtener un buen diamante, sin perder tamaño o color en su compra. Compare el precio de un GIA de 2 quilates color D de claridad i2, en relación a un GIA de dos quilate color D de claridad Si1. Por el precio de de un i2 color D usted puede obtener la apariencia de un Si1 con los tratamientos de claridad. Recuerde, una vez que a un diamante ha sido tratado para mejorar su claridad, ya no puede recibir un grado de claridad diferente, solo se le puede certificar como de “claridad mejorada” porque el diamantes ya no está en su estado natural.

Perforación láser para mejorar la claridad del diamante

Sin alterar la calidad del diamante, el tratamiento de perforación láser elimina las inclusiones de forma permanente. Un pequeño láser se utiliza para ver los detalles en el diamante, túneles y las inclusiones. Las inclusiones se disuelven con soluciones químicas. El tratamiento de diamantes con láser deja líneas que se asemejan a diminutos cortes en el interior del diamante, que solo pueden ser vistas con una lupa de aumento de 10x. Visto desde la parte superior parecieran como pequeños puntos blancos en el diamante. Las grietas sin cubrir en los diamantes pueden producir destellos de colores que siguen las líneas y la forma de la zona tratada. Se hace muy difícil detectar el tratamiento de perforado con láser en los diamantes, cuando las zonas trabajadas son llenadas con un sustancia que semeja al diamante.

Llenado de fracturas para mejorar la claridad del diamante

En el relleno de fracturas, se utiliza una sustancia similar al cristal para rellenar pequeñas grietas en los diamantes. Este tratamiento crea una ilusión óptica que oculta las grietas de los observadores ocasionales. Este tratamiento, solo puede ser visto utilizando una lupa de joyero con un aumento de 10x y en algunos casos de requiere de un microscopio. Burbujas de aire son un signo de fractura de llenado que puede crear una apariencia turbia. Burbujas de aire atrapadas dentro del diamante son una señal de que este ha sido trabajado. Pregúntele a su joyero si el diamante que le interesa requiere de un cuidado especial o si se debe de evitar las altas temperaturas o las limpiezas ultrasónicas.

No hay nada malo con la compra de un diamante tratado, si esos tratamientos le son informados por el joyero y usted paga un precio más bajo en relación a la clasificación de color GIA adecuada.

Recuerde, no todos los diamantes son verdaderamente incoloros, pero es con los diamantes verdaderamente incoloros con los que se compara el color de los otros diamantes, recuerde la siguiente clasificación de color no aplica para los diamantes con color de “fantasía”, ya que estos tienen sus clasificaciones especiales.

Los diamantes de colores con grado D, E, F

D: Absolutamente incoloro. Este es el grado de color más alto y es extremadamente raro.

E: Incoloro, existen trazas diminutas de color que pueden ser detectadas por un experto. También Se trata de un diamante muy raro.

F: Incoloro. Posee formaciones de color muy ligeras, las cuales pueden ser detectadas únicamente por ojos entrenados, es también clasifica como un diamante “incoloro” y es una gema de muy alta calidad.

Los diamantes con los colores de D-E-F se conocen como los grados incoloros. Un diamante grado D color está reservado para los diamantes grandes cuyos colores pueden ser clasificados con más precisión debido al tamaño del diamante. Los diamantes que pesan menos de .50 quilates por lo general reciben un grado superior de color F debido a la dificultad de clasificación en un diamante pequeño. Los diamantes con los colores D, E y F son esencialmente sin color y difieren mayormente en claridad y corte.

Los diamantes de colores con grado G, H

G-H: Casi incoloros. El color sólo es perceptible si se compara con los diamantes de mejor grado de color; estos diamantes que se conocen como " incoloros en la parte superior" porque parece incoloros una vez montado en un anillo de compromiso. Esto se debe a que el brillo del diamante esconde estos pequeños trazo de color, cuando es visto desde la parte superior. Estos solo muestran sus pequeños trazos de color, cuando son observados desde abajo, para una adecuada clasificación de color.

Los diamantes de colores con grado I, J, K, L

I-J: Casi incoloros. El color es ligeramente detectable. Estos diamantes dan una excelente relación calidad-precio. El corte adecuado en un diamante de este grado, se verá incoloro desde la superficie y le ahorrara mucho dinero, en relaciona un diamante con grado de color mas alto. Los diamantes de este grado son aceptables para joyería, pero tendrán colores mas calidos, en relación a los diamantes con un grado de color más alto.

Los diamantes de diamantes en esta gama de colores incluyen algunos diamantes de muy buena calidad. Asegúrese de que el diamante tiene las proporciones correctas o esta “bien hecho”. Consulte con un tasador independiente, para evaluara las proporciones de su diamante. Un tiente fluorescente azul medio o fuerte, puede ayudar a eliminar la tonalidades amarillas en estos diamantes, pero solo cuando es viso en luz natural como la del sol. Nuevamente recuerde que el corte es esencial para asegurarse de su diamante se verá brillante y hermoso, ya que esta es la C mas importante de las C de un diamante.

Los diamantes de colores con grado M a la Z

Los diamantes de de esta gama, tienen un tono amarillo bastante fuerte, que van des un poco coloreados finalizando con la escala Z de diamantes de color, como los considerados con un grado de color de fantasía (Z +). El color amarillo de los diamantes clasificado M-Z es muy notable cuando el diamante se encuentra montado en un anillo de platino u oro blanco. Algunos joyeros, montan diamantes de un tono amarillo, en oro y tratan de venderlos como diamantes de fantasía sin certificado. Sea cuidadoso con joyeros que traten de venderle diamantes amarillos sin certificado. Sin la certificación correcta de los laboratorios es posible que esto se trate de diamantes tratados con HPHT, esto significa que simplemente son diamantes con trazos de color y no diamantes de fantasía y deberían costar mucho menos en las tiendas.

El término "fantasía" que aparece junto a un diamante de color, le confiere un mayor valor y precio al diamante. No acepte la clasificación de fantasía, en cualquier diamante colorido sin certificado de origen y clasificación de un laboratorio gemológico. Si tiene dudas, lleve el diamante a un tasador independiente, para una tasación previa a la compra.

Sobre el autor

Alex A. Lluch, es autor de más de tres millones de libros vendidos y el Presidente de Weddingsolutions.com, WedReviews.com, y UltimateGiftRegistry.com.
Artículos Similares
- Escogiendo Al Camarógrafo De Su Boda
La captura de una boda en vídeo significaba luces brillantes, cables y micrófonos. Pero la tecnología ha cambiado, creando, cámaras mas pequeñas y sensibles a la luz. Ya no es necesario tener grandes y molestas cámaras para captar imágenes tipo “transmisión”.
- Grandes ideas para una boda Verde
- Escogiendo Su Pastel De Boda
- Selección De Un Hermoso Velo Para Su Boda
- Anillos de compromiso
- Escoger el mejor sitio de para su recepción
- Dinero: El Mejor Regalo De Bodas
- Elegir El Mejor Sitio Para La Ceremonia
- El Significado De Los Aniversarios
- Escogiendo El Mejor Transporte Para Su Boda