Estado de Flujo de una Persona

El flujo es un estado de olvido de si mismo, lo opuesto a la cavilación y la preocupación, la persona que se encuentra en un estado de flujo está tan absorta en la tarea que está realizando que pierde la conciencia de sí misma y abandona las pequeñas preocupaciones : la salud, las cuentas, incluso la preocupación por hacer las cosas bien de la vida cotidiana...

Artículos Proveído Por:

Malgastamos mucho el tiempo, en no prestar atención, en lo importante que es saber manejar nuestras energías, nuestras capacidades que se nos han llegado al aparecer en esta dimensión, en estar atentos y sorprendernos ,que tan auténtico nos mantenemos y no nos hemos dejado contaminar por la persuasión que otros puedan generarnos.

El Doctor en Filosofía Daniel Goleman (1995) nos hace referencia sobre el "flujo" de los trabajos de Mihaly Csiksszentmihalyi, psicólogo de la Universidad de Chicago que durante dos décadas de investigación ha reunido testimonios de desempeño óptimo y cuenta el caso de Diane Roffe Steinrotter, que obtuvo una medalla en esquí en los juegos olímpicos de invierno de 1994, quién comentó que al concluir su participación en una carrera de esquí, que no recordaba nada salvo estar inmersa en relajación: Me sentía como en una cascada.
¿Cuántas veces se ha encontrado usted en ese estado?¿Le prestó atención a ello, qué sintió?¿Cómo explicarlo?¿Se sintió cansado en realizar alguna labor con la que se identificaba plenamente?, sería algunas interrogantes que se podrían hacer.

Lo cierto, que en el flujo como lo comenta Goleman, las emociones no solo están contenidas y canalizadas, sino que son positivas, están estimuladas y alienadas con la tarea inmediata. Quedar atrapado en el aburrimiento y la depresión (como sucede muchas veces) o en la agitación de la ansiedad significa quedar excluido del flujo. Sin embargo, el flujo (o un microflujo más tenue) es una experiencia que casi todo el mundo tiene de vez en cuando, especialmente cuando alcanza el desempeño óptimo o llega más allá de sus límites que se establecieron al inicio. Desde luego, afirma Goleman, el flujo es un estado de olvido de si mismo, lo opuesto a la cavilación y la preocupación, la persona que se encuentra en un estado de flujo está tan absorta en la tarea que está realizando que pierde la conciencia de sí misma y abandona las pequeñas preocupaciones - la salud, las cuentas, incluso la preocupación por hacer las cosas bien de la vida cotidiana. Justamente en este sentido, el estado de flujo se caracteriza por la ausencia del yo. Paradójicamente destaca Goleman, la persona que se encuentra en este estado, muestra un perfecto control de lo que está haciendo y sus respuestas guardan perfectas sintonía con las exigencias cambiantes de la tarea. Y aunque la persona alcanza un desempeño óptimo mientras se encuentra en ese estado, no le preocupa como está actuando ni piensa en el éxito o en el fracaso, lo que la motiva es el puro placer del acto mismo.

Cabe destacar la referencia que al respecto comenta Goleman, de un compositor que describe los momentos en que su trabajo alcanza el punto óptimo: Uno mismo se encuentra en un estado estático, hasta el punto de que se siente de que casi no existe. He experimentado esto y otra vez. Mi mano parece desprovista de mi propio ser y yo no tengo nada que ver con lo que está sucediendo. Simplemente me quedo sentado, en un estado de admiración y desconcierto todo fluye por si mismo. (Mihaly Csiksszentmihalyi: Play and, Intrinsic Rewards, Journal of Humanistic Psychology, 15, 3, 1975)

El psicólogo de Harvard Howard Gardner, al respecto, desarrolló la teoría de las inteligencias múltiples, en donde considera el estado de flujo y los estados positivos que lo caracterizan, como parte de la zona más saludable de enseñar a los jóvenes, motivándolos desde el interior más que amenazándolos u ofreciéndoles una recompensa.

Se le recomienda despertar en sus hijos, en sus alumnos, en usted mismo, ese estado de flujo. A fin de alcanzar resultados positivos. Gardner advierte, que hay que hacer el aprendizaje más placentero, y lo que se espera que cuando los jóvenes alcanzan el estado de flujo gracias al aprendizaje se sentirán estimulados a aceptar desafíos en nuevas áreas. Cultive su estado de flujo, no lo descuide, transite en él, manéjelo adecuadamente y notará como tiene otra percepción de su vida.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- La Fórmula de la Felicidad
La humanidad durante toda su historia, y cada ser humano sobre el planeta hemos tenido una preocupación muy particular por buscar y encontrar la felicidad, y la analizan las religiones, los filósofos, los empresarios, las parejas, los adolescentes, etc...
- Disfonías o Afonía
- Dile NO a la Tristeza
- ¿Cómo Funciona la Pnl?
- Consultoría Psicológica
- La Rendición
- ¿Cómo Evitar que la Ansiedad se Vuelva Crónica?
- Superar el Ego
- Resolviendo La Propia Neurosis
- Saber Expresar las Emociones