Fuentes de Procrastinación

Es un lugar común decir que un viaje empieza con el primer paso, pero realmente es verdad. Los líderes no esperan que todo se perfeccione para seguir adelante. En su dinámica, no dilatan su accionar aguardando la solución de todos sus problemas u obstáculos. No esperan, a menos que teman por algún daño colateral. Los líderes toman la iniciativa...

Proveído Por:

Los líderes: El secreto de la inercia o impulso: una vez que se da el primer paso y empieza el movimiento hacia delante, todo se hace más claro. Si el impulso es lo suficientemente fuerte, los problemas son proclives a resolverse por si mismos y aparecen las nuevas oportunidades. Pero los beneficios del impulso o proactividad se ponen en juego una vez que el líder toma la iniciativa.

Como líderes, ¿por qué somos algunas veces tímidos o dubitativos en la toma de acción? En mi experiencia, existen seis causas de raíz que causan aplazamiento en las acciones o procrastinación.

SEIS FUENTES DE PROCRASTINACIÓN

1.Dudamos en Realizar Tareas Arduas que No Disfrutamos.
Para mí, las tareas extensas o complejas ocasionan desgano. No encuentro placer en ello, y existen un millón de tareas alternativas que preferiría abordar. De recién casado, hubiese aplazado el corte del césped hasta que se convierta en una jungla. Sabía que cortar el césped asearía mi casa y complacería a mi esposa, pero aborrecía prestarle tiempo y atención a esa tarea.

2.Dudamos en Encarar Actividades En Las Que No Tenemos Habilidad.
Disfruto de las artes, y me fascinan las personas altamente creativas. Sin embargo, no estoy particularmente dotado en pintura, dibujo y diseño. Es por ello que evito la decoración. Disfruto de un refinado trabajo de poda y decoración de un árbol de navidad o una habitación elegantemente decorada, pero no tengo talento para embellecer las cosas. Como consecuencia de ello aplazo, lo relacionado con la decoración lo más posible.

3.Dudamos en Hacer lo que no está en Nuestras Agendas.
La naturaleza humana tiende a moldearse a si misma y adquirir una percepción homogénea, subjetiva y hierática. Cuando las circunstancias cambiantes tornan en obsoletos nuestros planes, nos resistimos a severos ajustes. Tozudamente, nos aferramos a nuestra visión del curso de acción y evitamos alterar nuestra conducta.

4.Dudamos en Solucionar Situaciones Confusas
Un ejemplo de base es la confrontación. Es difícil decirle a alguien algo que no quiere escuchar y, muy probablemente, el interlocutor no reaccionará bien a nuestro exhorto o sugerencia. Con miedo a conflictos, procrastinamos o dilatamos la situación en vez de iniciar la confrontación.

5.Dudamos en Enfrentar una Tarea que Requiere de Elevada Energía y Nos Proporciona Poco Reconocimiento.
Como líderes estamos tentados en tener el mayor retorno de un dólar. Lo mismo ocurre con nuestro tiempo. Lo queremos invertir de la manera más rentable. De tal forma, siempre he estado en duda respecto de asignar mi energía en relaciones que requieren un elevado mantenimiento o requieren de un contacto recurrente con donante o inversor que no es contribuidor sustancial de la organización.

6.Dudamos en enfrentar Asuntos Que No Comprendemos
Existe un dicho que reza, "No se puede enseñar trucos nuevos a un perro viejo." Mi generación ha debido atenerse a tecnologías de continua innovación, y no ha sido fácil. No entiendo muchas características de los sistemas GPS, iPods, o PDA, y, como resultado, aplazo el hecho de adoptarlos en mi vida – inclusive a sabiendas que serían muy útiles para mí.

VISION Y VALORES – LOS ANTÍDOTOS A LA PROCRASTINACIÓN

"la mayoría de las personas no lideran sus vidas, tan solo aceptan el curso natural de las mismas.” Los líderes son la excepción. En su mente sellan una visión de su destino. Jerarquizando la visión por encima de todo lo restante, los líderes desarrollan prioridades, se mantienen en foco, y, adquieren el sentido de la urgencia. La visión se transforma en la inercia detrás de cada acción del líder.

Los líderes con una visión tienen una actitud activa y no pasiva. Mientras que la mayoría de las personas recorre el camino de menor exigencia y demandante de mayor exigencia, los líderes visionarios se rehúsan en albergarse en lo confortable o fácil. Le dan forma a su mundo en vez de encajar en el molde usual del mundo

En su lugar, los valores dictan lo que ha de hacerse, lo que ha de evitarse y donde se asignará el valor más preciado –el tiempo-.

EL PODER DE RENUNCIAR

Usted habrá escuchado el dicho “Los que abandonan nunca ganan y los ganadores nunca renuncian”. ¡Nada más lejos de la realidad! Los líderes son renunciantes estratégicos. Sin anestesia, evitan actividades que no se alinean con su visión o sus valores. Saben el poder del “NO” cuando se enfrentan a oportunidades que amenacen el objetivo de sus propósitos.

RAZONES VÁLIDAS PARA RENUNCIAR

Se abandona lo que no se realiza bien para hacer alguna actividad en la que uno se destaca.
Se abandona lo que no apasiona para seguir alguna actividad que apasione.
Se abandona lo que no hace la diferencia para hacer lo que si la hace.

Fuente: Goldman-Stern

Haga click aquí para leer mas artículos de EmprendedoresNews.com

Artículos Similares
- Nutricionistas
Parece hoy en día que los nutricionistas están en todas partes, - en nuestros televisores, libros y revistas. Pero, ¿qué es exactamente un nutricionista, ¿qué hacen y por qué son importantes?
- Secretario
- Geólogo
- Proceso de Pre-Selección
- Licenciatura en Ciencias Sociales
- La Búsqueda De Un Trabajo
- Controlador de tránsito aéreo
- Bibliotecario
- Buscar y Encontrar Empleo
- Música Clásica