Honda Accord Cupé

Te gusta la Marca Japonesa de Autos Honda, el siguiente artículo nos muestra el modelo Accord un Cupé de alta velocidad con 240 caballos de poder capaz de alcanzar los 220 Km/h...


Porque este coche tiene mucho de felino, como los "ojos", las líneas musculosas de su contorno y la forma en que se mueve dócil, ágil, con firmeza sobre la superficie en la que pisa. Y con mucha seguridad. ¿Por qué el guepardo y no un león o un tigre? Simple, porque el guepardo es el animal más rápido que la naturaleza puso en la tierra. Y este Accord, si no es el que más, por lo menos es un objeto veloz, muy veloz.Es posible que el Accord sedán no le parezca atractivo a más de una persona, pero esto no ocurre con su versión de dos puertas. Este coche, con su silueta deportiva, inspira poder y velocidad.


Su frente es afilado, como si fuera hecho para cortar el viento delante de sí mismo y abrir el paso hacia los 240 caballos de fuerza de su motor. Los costados recuerdan una flecha disparada hacia adelante, precisa, fuerte, rápida y fulminante. Pero su punto más afortunado es, sin sombra de duda, su trasera, que llama más la atención que una modelo cubana.Por dentro, al menos en el asiento delantero, las cosas vuelven a ser más parecidas comparadas con la versión de cuatro puertas. El tablero es el mismo, así como el volante, los asientos y todo el equipo presente en el más equipado de los Accord. Hay mucho de que enamorarse en este coche. Los asientos, por ejemplo, están entre los mejores del mundo. Probablemente ningún otro coche de su clase ofrezca esa excelente combinación entre comodidad, soporte lumbar y lateral. El volante de tres rayos tiene buena empuñadura y los controles del sistema de sonido y del piloto automático están bien ubicados y son intuitivos, es decir, la forma de operarlos es sencilla y se encuentra rápidamente. La consola central sirve como descansabrazos y ofrece dos compartimientos para guardar objetos.


El sistema de sonido tiene una excelente calidad de reproducción y la facilidad de contar con reproductor de seis CD, lo que es muy útil en viajes largos. El aire acondicionado funciona correctamente y aun en días muy calurosos es capaz de bajar la temperatura del interior del auto en un tiempo adecuado. En pocas palabras, no hay que esperar a estar cerca de nuestro destino para sentir que apenas comienza a enfriarse el coche (a menos que vayamos a dos cuadras, en cuyo caso es mejor ir a pie).
Atrás, el espacio en la cabina es generoso para dos ocupantes. Incluso un tercero está permitido, pero con una elevada dosis de incomodidad.Hay un par de detalles en el interior del Accord cupé que no nos permiten ponerle directamente en la categoría de los autos perfectos (por suerte los hay, o habríamos descubierto la perfección). Uno de ellos es la posición del conductor. Pese a que el asiento ofrezca ajuste hacia arriba y hacia abajo; a pesar de que el volante se puede regular en la vertical y en la horizontal, hay algo en el Accord cupé que hace difícil encontrar la posición ideal de manejo. Tal vez sea la escasa altura del techo. Tal vez la excesiva altura del tablero, no lo sabemos, pero el hecho es que ni los conductores altos que manejaron el coche en esta prueba, ni los de menor estatura, se encontraron a sus anchas en el asiento del chofer. El otro detalle es imputable a la expectativa que genera el auto, pero ésta es tan alta, que los materiales más que correctos con el que fue construido parecen un poco cortos, es decir, uno espera algo más de refinamiento de este coche, hasta que lo piensa bien y se da cuenta de que, vamos, ¿qué es lo que queremos por 311 mil pesos, un Rolls Royce?


Normalmente esta expectativa de la que hablamos en el párrafo anterior, recibe un gran refuerzo después de que se maneja el Accord cupé. Es que el auto se muestra tan bien en este aspecto, que parece un coche de la categoría Premium. Este es un mortal que quiere vivir con los dioses del Olimpo. Salvo una muy pequeña sensibilidad que muestra la dirección con relación al torque, este auto está al nivel de los mejores alemanes. Un gran chasis le da la rigidez suficiente para hacerlos enfrentar con serenidad las altas velocidades. La suspensión se muestra también firme, sin llegar a ser incómoda. En los caminos sinuosos, vemos que el Accord cupé tiene tanta intimidad con las curvas, que se hablan de tú.
El motor también tiene su parte de culpa en la deportividad del Accord. Y no sólo porque hay esos 240 caballos de que hablamos en corazón de este V6, porque hay coches con más poder en el mercado (El Altima V6, por ejemplo), que no son capaces de llegar a los 220 km/h a los que llega este Honda, aun en la altitud de la ciudad de México.


Otro responsable por el desempeño del guepardo nipón es la caja de velocidades. Con cinco cambios posibles (más la reversa, por supuesto), la caja del Accord combina con inteligencia la deportividad con su lado suave. Es difícil percibir cuando se hacen los cambios, a menos que pisemos fuerte el acelerador con ganas de rebasar a algún BMW 320 en la carretera, porque entonces la caja responde con el cambio descendiente y manda el Accord hacia adelante como si estuviera atado a una catapulta. Y el aplomo que muestra el coche entonces es simplemente extraordinario. La solidez es absoluta y casi no se escucha al aire penetrar en la cabina, aun cuando estemos viajando a más de 200 km/h. Por lo mismo, Honda no nos puede culpar por esperar de este coche más en sus terminados interiores, cuando ellos nos mal acostumbraron, dándonos más de lo que normalmente se da por el precio de este auto. Un último detalle antes de que se nos olvide: ¿sería demasiado pedir que la caja tuviera un ajuste manual que nos permitiera ponerla en cuarta velocidad, en lugar de conformarnos con la opción entre tercera y quinta?


Hay muy poco en este auto que no nos guste. Desde ya, entra en la lista de nuestros favoritos al juntar buenas prestaciones con un gran diseño. ¿Que el sedán es más práctico, más barato y tiene la misma base? Es cierto, pero este es un carro para ser visto en él, no para ser del montón. Es una pieza de arte individualista, egoísta, sabrosa. Casi irresistible.Tiene, pues, todo lo que los libros de diseño automotriz piden para la ejecución de un buen cupé. Y esto no es poco.

Haga click aquí para leer mas artículos de Autocosmos

Artículos Similares
- Prototipo Honda Insight
El auto híbrido de Honda pretende beneficiar a los consumiores con el ahorro del combustible, y tiene la firme intención de aniquilar al exitoso Prius. Continúe leyendo para conocer más acerca de sus características...
- Honda Accord EX L4
- Honda Lanza Sus Nuevas Bolsas de Aire
- SIAM 2008: El Stand De Honda
- Honda - Sus Mejores Modelos
- Honda Accord 2008
- Los Autos Preferidos por las Mamás
- Honda Accord Coupé
- Honda Accord Coupé 2008
- Honda Accord Sedan 2008