Juventud y Negocios

Unos amigos lectores de Guatemala me indican que han creado una empresa para dar servicios de consultoría. Son profesionales muy bien preparados. Su experiencia no puede ser extensa debido a que los componentes del grupo son jóvenes.

Ellos mismos hacen las ventas visitando los clientes potenciales y dan los servicios correspondientes. Aunque han tenido buenos clientes y algunos resultados exitosos, ven que no crecen en la medida que esperaban. Estiman que la principal causa es que los empresarios desconfían de los jóvenes profesionales. También culpan de su falta de crecimiento a que la " situación está difícil ".

Es evidente que las barreras generacionales son lo suficientemente poderosas para interponerse entre grupos de edades y preparación diferente. No es corriente que un empresario entregue a un joven desconocido, con poca experiencia, los destinos de su empresa. En general la consultoría, de cualquier tipo, es una "intervención" del consultor en la organización. Muchos propietarios de empresa ven al consultor como la figura de un "padre".

De hecho las consultorías tradicionales son eminentemente paternalistas. Algunos consultores utilizan el modelo doctor-paciente: "tómese esta receta y no pregunte nada". Hay empresarios que lamentablemente esperan esto de los consultores. Lo utilizado actualmente es la "consultoría de proceso", donde los componentes de la empresa y el consultor, trabajan conjuntamente para encontrar las soluciones para mejorar las operaciones, producir rendimientos, mejorar las ventas.

De hecho no hay fórmulas mágicas en nada y para nada. (Solo trucos que producen una ilusión de realidad). Tampoco existe recetas. Cada empresa es un organismo diferente, y debe tratarse individualmente. He estado pensando en el tema de jóvenes iniciando empresas. Me Imaginaba lo que le debe haber costado introducir en el mercado sus productos musicales a Wolfang Amadeus Mozart, que empezó a los 4 años de edad a crear sus maravillosas partitura y ofrecerlas a las orquestas reales de cámara, de su época.

Es un buen ejemplo de la forma de mercadear un producto cuando se es muy joven. La experiencia ajena e histórica puede ayudar mucho, si la aplicamos al caso en cuestión, aunque no sea en profundidad.

Ventas personales

En primer lugar Mozart no vendía directamente sus partituras musicales. Es difícil que alguien creyera en un niño tan pequeño, aunque era un genio. Las ventas, siempre personales naturalmente, quizás con algo de apoyo de correo directo, las hacía su padre, mal compositor, pero buen vendedor y con excelentes relaciones.

Me imagino que en este caso de nuestros amigos de Guatemala, se podría contratar un vendedor cincuentón o más, para que venda los servicios de consultoría. Puede ser un pensionado que haya sido vendedor y esté bastante aburrido, añorando tiempos pasados. Problema de juventud solucionado, porque la cara de la empresa ya no sería unos "muchachos".
Alianzas Estratégicas

Otra recomendación que s me ocurre es que hagan "alianzas estratégicas" con muchas empresas y organizaciones locales e internacionales. Esto no cuesta mucho y tiene el poder de
reforzar la imagen de las empresas nuevas. Hacerlas creíbles y confiables. Especialmente si son empresas con nombres en idioma inglés, que siempre suenan grandes al oído.

Seminarios

Una forma excelente de promover servicios de consultoría es dar Seminarios cortos, incluso sin cargo al comienzo, dirigidos a empresarios. Pueden ayudar mucho a conseguir nombre y respetabilidad en el mercado. Los expositores son bien considerados y tienen siempre gran credibilidad.
¿Situación difícil?

En cuanto a esto quiero hacer una aclaración. Hay una peligrosa tendencia a repetir y repetir "la situación está difícil", para justificar lo que nos sucede. Esto lo he escuchado persistentemente desde hace muchos años, especialmente en los salones de venta. La verdad es que siempre la situación ha estado muy difícil en los países de Latinoamérica. Yo diría que ahora está mejor que hace algunos años, en muchos de nuestros países.

Si analizamos un poco son muchos más los autos que circulan por las calles, no hay casa donde no haya TV, los estados se llenas semana a semana, las discotecas y bares se ven llenos a diario. Si miramos a nuestro alrededor, vemos nueva construcciones, enormes centros comerciales, lujosos hoteles que nuestros padres y abuelos ni siquiera imaginaron en su juventud.

Autor Jorge Pereira de www.mercadeo.com haga click aqui para ver mas articulos del autor.
Artículos Similares
- Escuela de Negocios
Ya sea que se trate de un programa en línea o campus, asistir a una escuela de negocios puede ayudarle a llevar su carrera al siguiente nivel. Hay sin embargo, mucho que considerar. ¿Existe la necesidad de proceder de un programa acreditado? ¿Cuáles son los costos ocultos de las empresas que asisten a la escuela? ¿Realmente vale la pena todo el tiempo de esfuerzo? Este sitio le ayudará a dar sentido a todo.
- Psicología y Educación
- Maestría En Línea
- 10 Claves Para Ganar En Un MBA
- Carrera de contabilidad
- Licenciatura de Artes y Humanidades
- Licenciatura en Mercadeo
- MBA en linea
- Licenciatura de Bachillerato en Línea
- ¿Qué Esperan Las Empresas De Un MBA?