Temas > Bodas >

La Despedida De Solteros

Entregarse por completo a la fiesta, ya seas hombre o mujer, se ha convertido en casi una obligación para el día previo a ese otro día tan especial en el que el exceso parece haberse convertido en la norma...

Proveído Por:
Haga click aquí para leer más artículos en Publiboda

Y es que se supone que ese día, aunque todo se ha reducido en la mayoría de los casos a la noche, LA GRAN NOCHE, algo acaba: es... ¡EL FIN DE LA SOLTERÍA!, el adiós a los amigos, el umbral a una vida nueva, el desenfreno, lo que muchos han catalogado como el fin de la "libertad", especialmente para el marido.

Las despedidas de solteras actuales van adoptando elementos de las de los varones y a la música, el baile y la confidencia entre amigas se van añadiendo la risa, la juerga e incluso los elementos sexuales. Ellos recurren al striptease femenino. Ellas al masculino. Ellos se regalan objetos relacionados con la consumación sexual del matrimonio (figuras fálicas enormes, pechos de goma en tres dimensiones con pezones incluidos, delantales de los que cuelgan lo que cuelga...) Y ellas se apuntan al carro.

Tradicionalmente la despedida de soltero era sólo de soltero, una forma de evitar que el novio viese a la novia antes del gran día, algo que aún se dice trae mala suerte, y de frenar su posible deserción antes de llegar al altar.

Hoy, la despedida de soltero continúa siendo una ceremonia masculina, es decir, una excusa para que los hombres se reunan en torno a vasos y botellas con la intención de divertirse hablando de o estando con mujeres. No es que todas las fiestas de varones sean así, pero éstas lo son porque se impone desinhibirse: vale todo porque lo dice la tradición y porque los amigos te obligan a ello. Y es que en el adiós a la soltería el protagonista es el marido en ciernes, pero también es la excusa para que sus colegas de correrías, sean casados o no, hagan suya la fiesta y la vivan como propia. Son ellos, los amigos, los que organizan, adornan, programan y reivindican los componentes que harán de esa ceremonia un recuerdo para siempre y un ejemplo para otras despedidas, en las que el ya casado asumirá el papel de comparsa interesado.

Los muros han caído y las mujeres invaden con justicia todos los feudos masculinos. ¿Que los hombres se divierten por dejar de ser solteros? Pues nosotras también. ¿Que los hombres beben? Pues nosotras como cubas. ¿Que hay chicas con nuestros chicos? Pues nosotras vamos a uno de esos espectáculos donde metemos billetes de mil en los tangas bien rellenitos de hombres repletos de músculos. Si ha sido una tradición para ellos, ahora va a empezar a serlo para ellas. Por eso las mismas empresas que organizan las fiestas para él ofrecen sus servicios completos para ella: sólo cambian algunos complementos.

La oferta es variada, rica y... muy sugerente. Locales de ambiente más íntimo, discotecas especializadas en la organización del "fiestorro" más desenfrenado, restaurantes con espectáculos de todo tipo: desde la magia, al karaoke pasando por la exhibiciones más eróticas. Mucha oferta para un propósito: disfrutar con los tuyos de ese momento con un sabor final que nadie dijo fuera amargo.

Haga click aquí para leer más artículos en Publiboda
Artículos Similares
- El Gran Momento - La Despedida De Los Novios
La tradición dice que los novios salen sin que nadie se dé cuenta y que los invitados continúan la fiesta, pero esto puede variar. En ese momento ya deben de haber encargado a alguien que despida a los músicos, arregle propinas, vea que salga hasta el último invitado y arregle todos los pormenores que puedan presentarse...
- La Despedida De Solteros
- Despedida de Soltero
- Grandes Ideas Para Regalos De Boda
- Despedida de Soltera
- ¿Cuántas Invitaciones Comprar?
- El Padrino
- Damas de Honor
- Pedida De Mano De La Novia
- La Agenda De Los Novios