Las Mascota y los Bebés

La vida cambia cuando llega un nuevo ser a la vida de nua pareja; una mascota representa muchos cuidados, atención y cariño. La llegada de un bebé es una ocasión maravillosa y feliz para una familia, pero existe un miembro de la casa - la mascota familiar - quien podría necesitar atención especial y comprensión para ayudarle a afrontar la nueva adición.

Artículos Proveído Por:

El perro y el bebé.

La mayoría de las mascotas necesitan atención adicional cuando una familia introduce un nuevo bebé en la casa. A los perros en particular, puede resultarle confuso e invasivo cuando un "nuevo miembro de la jauría" entra en la escena. Un perro se socializa en jaurías lineales, lo que significa que considera que algunos miembros son dominantes y otros son sumisos, respecto de su propia posición. Inicialmente, un perro probablemente sienta que el bebé se encuentra en un orden inferior en la manada, y podría demostrar comportamientos dominantes. Observa signos de agresión, tales como gruñidos, orejas abajo o pegadas contra la cabeza, o hincarse. Los perros que forman lazos muy profundos con sus dueños también podrían deprimirse y negarse a comer.

El gato y el bebé.

Los gatos, siendo menos sociables que los perros, podrían elegir ignorar por completo al bebé. Ellos no se socializan en manadas, por lo que no tienen necesidad de mostrar agresión. Para ellos, la peor parte de vivir con niños es el ser molestado. Sin embargo muchos gatos forman lazos muy fuertes con sus dueños y podrían sentirse rechazados. También los gatos pueden negarse a comer.

Si observas comportamientos agresivos en tus mascotas, corrígelos rápidamente, pero sin castigarlos. Un comportamiento serio de agresión debería discutirse con un especialista.

Preparando a las mascotas.

Antes de traer al bebé del hospital, los futuros padres deberían permitir que sus mascotas ingresen a la habitación del niño, y que investiguen la cuna y cualquier mueble nuevo. Si hay polvos para bebés, u otros olores, las mascotas eventualmente los asociarán con el bebé. Permite que exploren los aromas. Lo mejor, sin embargo, es mantener a las mascotas fuera de la habitación del niño una vez que el bebé llegue a la casa. Con cuidado, permite que la mascota vea y huela al bebé. Los padres que sienten miedo y rápidamente alejan al bebé cuando el perro o el gato se acercan, inadvertidamente les envían el mensaje de que el bebé es una amenaza.

Compartir tu tiempo con ellos.

Planifica el pasar tiempo con tus mascotas. Hazles saber que no han sido reemplazados. Las mascotas pueden temer el abandono o el rechazo cuando el foco es cambiado hacia el bebé. Llévalos en paseos frecuentes, o juega a lanzar y recobrar con tu perro, o a los juegos favoritos de tu gato. Dales tiempo personal, solo tú y ellos.

Incluso con estas precauciones, algunas mascotas podrían no acostumbrarse nunca a los niños. Al igual que la gente, ellos aceptan o no. Si una mascota es criada alrededor de niños, por lo general no habrá un problema de comportamiento. Si la mascota jamás hubiera visto una "personita" antes en su vida, es posible que tengas que supervisar más de cerca la interacción entre ellos. Además, si tienes una mascota que alguna vez fue molestada o maltratada por un niño en el pasado, deberás también tener paciencia para superar cualquier posible trauma que le hubiera quedado.

Cuando los bebés van creciendo.

A medida que tus niños crecen, se hace imperativo que aprendan cómo debe respetarse y tratarse a la mascota familiar. Deben saber que las mascotas sienten dolor, y se sienten solos cuando no hay nadie, tal como le sucede a la gente. Felicita a tus niños por tratar con suavidad a las mascotas, y corrígelos cuando muestren un juego brusco o poco cuidadoso hacia ellas. Los niños deben aprender que los perros cazan, pastorean, agarran, y buscan por naturaleza. Jugar a agarrarle la cola o correr por el jardín puede ser una invitación para que el perro lo persiga y le brinque, una respuesta totalmente natural para un perro.

Recuerda que, en muchos casos, tus mascotas fueron tus primeros "bebés". Ellos no comprenden completamente lo que está sucediendo. Encuentra formas para demostrarles que los amas tanto como siempre. Ve con ellos de paseo o pasa tiempo en el jardín durante las tardes. Haz de la hora de su comida momentos especiales para que estén contigo. Sólo un poco de afecto logra grandes cosas cuando se trata de hacer felices a tus mascotas.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- El Perro - Tu Mascota Ideal
Te has decidido y quieres comprar un perro. Un paso importante en tu vida, más si nunca habías tenido una mascota que requiera de tanta atención y demande tantas responsabilidades...
- La Salud Respiratoria de su Mascota
- Mascotas Ansiosas
- Viajando Con Tu Mascota
- Mascotas Celosas
- El Sistema Endocrino de su Mascota
- Desintoxicación para Nuestras Mascotas
- Colicos en Mascotas
- Infección Respiratoria en su Mascota
- Trastornos Digestivos en Nuestras Mascotas