Mantener Es Ganar

Si usted tiene o piensa comprar un bien inmueble, ya sea casa, departamento, oficina u otro, es necesario tener en mente el conservar su propiedad en óptimas condiciones...

Proveído Por:

Haga click aquí para leer más artículos en DECORARQ - Arquitectura y Decoración

La inflación y el tiempo lo compensarán con una utilidad. Invertir en propiedades y conservarlas tiene la misma importancia.
En el momento en que una persona o familia adquiere una propiedad es importante el verificar que la condiciones del inmueble sean conforme a lo estipulado en el respectivo contrato de compraventa o ante escritura pública correspondiente.
En el caso de inmuebles nuevos, es común pedir una garantía en los acabados, tanto interiores como exteriores, así como en los inmuebles seminuevos. Verificar que las tuberías, instalación eléctrica e hidráulica, entre otras, funcionen. Lo anterior es vital para considerar el precio de adquisición o de reparación de una propiedad.

Ventajas de una propiedad
Ahora bien, ya siendo dueños del inmueble, es responsabilidad de cada propietario el mantenerlo en óptimas condiciones, lo que dará como resultado el mantener o superar el valor de compra en el que fue adquirido. Es decir, le darán a su propiedad un plus valor.
Adquirir una casa u oficina tiene la ventaja de la independencia, en el sentido de que cada propietario puede elegir el color, diseño, distribución y acabados, tanto interiores como exteriores. La autonomía y la privacidad son la gran ventaja de ser el único propietario de un bien que se encuentre en un terreno unifamiliar.
Por otro lado, el adquirir una casa dentro de un condominio horizontal, un departamento dentro de un conjunto vertical o una oficina dentro de algún edificio corporativo, se puede traducir en ahorro de dinero, debido al prorrateo de los costos y/o beneficios, así como de las decisiones comunes. Aunado a lo anterior, existen dos tipos de propiedades: las exclusivas y las comunes.

Responsabilidad individual
Propiedad exclusiva o área privativa: debe estar perfectamente descrita en la escritura constitutiva del régimen de condominio, con el señalamiento de su número, ubicación, superficie, etcétera. Es decir, la parte en la que independientemente de si tiene o no vecinos, se pueden hacer las obras y arreglos que desee cada persona, sin necesidad de consultar nada ni a nadie.
Propiedad común: se entiende el terreno, cimientos, sótanos, fachada, áreas sociales y deportivas. En el caso específico de condominios colindantes, es de propiedad común sólo entre ellos, el piso, techo y muros divisorios. El realizar cambios en dichas áreas debe ser por consenso y por voluntad mayoritaria. Dichas decisiones son tomadas comúnmente por un comité de administración o por el administrador encargado.

Por lo anterior, podemos concluir que existen ventajas en tener vecinos en condominio que nos beneficie en un menor costo prorrateado (siempre y cuando pague cada uno su cuota de mantenimiento). Sin embargo, hay que tener claro que un inmueble se debe mantener día con día, por lo que es responsabilidad de cada quien cuidar su patrimonio. No es fácil poder adquirir una propiedad, pero si es fácil mantenerla y vigilar su buen estado.
Conservar un bien raíz en buenas condiciones dará por resultado el aumento del valor del mismo, por lo tanto, un incremento en el patrimonio familiar o empresarial.

Haga click aquí para leer más artículos en DECORARQ - Arquitectura y Decoración
Artículos Similares
- Planes Arquitectónicos
Los planes arquitectónicos son a veces conocidos como planos de piso o planos de casa. Estos son los diseños creados por el arquitecto antes de que el edificio nunca fue terminado, y que se pueden encontrar en varios lugares.
- Equipos de Carga
- Trailer de trabajo
- Oficinas Portátiles
- Oficinas Prefabricadas
- ¿Cómo elegir un contratista para su terraza?
- Ideas para grandes proyectos de remodelación de cocina
- Hogares Prefabricados
- Marcos de Cocina
- Opciones de Pisos para Sótanos