Medicina Herbaría

Podemos definir la medicina herbaria como el arte y la ciencia de restaurar la salud mediante remedios vegetales. Estos remedios, denominados generalmente hierbas pueden provenir de árboles, arbustos, algas y otros...

Artículos Proveído Por:

En medicina herbaria se pueden utilizar los diferentes órganos de una planta, como la raíz, el rizoma, el tallo, las hojas, las flores, los frutos o la semilla; o tejidos como el corcho y la madera; o gomas y resinas obtenidas por exudación de incisiones practicadas en la planta, aunque numerosas pequeñas plantas anuales se utilizan íntegramente. En medicina se pueden utilizar las hierbas frescas, a menudo en forma de infusión, o bien pueden ser secadas, cortadas y pulverizadas.

Los remedios a base de madera se hierven en un poco de agua durante veinte minutos a fin de producir una decocción. Las preparaciones a base de hierbas incluyen tinturas (a menudo una parte de hierba por cinco de alcohol) o extractos líquidos.

También se producen tabletas, píldoras, lociones, supositorios e inhalatorios a base de remedios herbarios. En cada continente existe un buen número de hierbas útiles a la medicina y se pueden recolectar siempre y cuando se tenga cuidado en evitar la cercanía de las carreteras y otras fuentes de contaminación química, así como los productos herbicidas e insecticidas.

El mejor tiempo para efectuar la cosecha de las partes sub aéreas de la planta es el período de floración; las raíces y el cuerpo es mejor cosecharlos en otoño. La recolección debe efectuarse en tiempo seco, antes de mediodía, y hay que secar las hierbas rápidamente con aire caliente. Para almacenarlas se deben usar recipientes herméticos y protegidos contra la luz para evitar el deterioro de las hierbas.

La mayoría de éstas se conservan perfectamente durante un año, si se secan totalmente y se almacenan con cuidado. Acción de los remedios herbarios: principios activos vegetales Resulta de gran importancia asegurarse de la correcta identi¬ficación de una hierba medicinal. Si se trata de una hierba fresca, completa con su flor, se puede confirmar su identidad utilizando una flora botánica; los remedios secos y pulverizados presentan ciertos problemas, de los que se ocupa la ciencia de la farmacognosia.

Esta lleva a cabo un diagnóstico exacto de la hierba a diferentes niveles de pulverización. Con la información microscópica obtenida se intenta la identificación y se establecen normas para el máximo de plantas extrañas. Muchos remedios herbarios son clasificados según su contenido en aceites volátiles, carac¬terística de las plantas labiadas, incluyendo la menta. A menudo, las monografías sobre cada remedio incluyen normas cromatográficas y de otro tipo para asegurar que la hierba ha sido correctamente identificada, y que, tras su recolección y almacenamiento, aún contiene los ingredientes necesarios para su buen empleo.

Aparte de los aceites volátiles ya mencionados, la acción medicinal de las hierbas depende de la presencia de compuestos de nitrógeno (alcaloides), de una amplia gama de sustancias mez¬cladas con diversos azúcares (glucósidos), de los taninos astrin¬gentes, de las resinas, de los aceites, de las grasas, de los carbo¬hidrato s y mucílagos, y de los productos químicos residuales necesarios para la salud que nos suministran las plantas (por ejemplo, el zinc de la fárfara, Tusilago fárfara).

Gracias a la farmacología, ciencia que estudia la forma en que las sustancias actúan sobre el cuerpo, actualmente conocemos las vías que siguen los ingredientes herbarios desde el sistema digestivo hasta el torrente sanguíneo y cómo se producen las acciones curativas. Este conocimiento nos permite prescribir el tratamiento adecuado a cada persona, y al mismo tiempo fortalecer su salud general con la acción combinada de los otros constituyentes de la hierba natural.

Campo de acción Tan amplia es la gama de constituyentes de las plantas y tan enorme el número de especies botánicas, que no resulta sorprendente encontrar tratamientos herbarios para prácticamente todas las enfermedades conocidas.

Muchos de estos tratamientos se basan en la observación clínica o en estudios farmacológicos de los diferentes constituyentes de las hierbas y, en ocasiones, del conjunto de la preparación vegetal, y sirven para tratar enfermedades del sistema digestivo, del hígado y del páncreas, del sistema pulmonar, del corazón y del sistema circulatorio, y de los sistemas nervioso, endocrino, reproductor y urinario; inmunidad, discrasias sanguíneas, enfermedades neoplásticas y dolencias de la piel. No podría haber sistema terapéutico más completo.

El médico herborista Una simple lectura de las enfermedades mencionadas eviden¬cia que éstas son demasiado serias para ser autodiagnosticadas y automedicadas correctamente. De no producirse una mejoría notable de los síntomas después de tomar una infusión para, digamos, «el dolor de cabeza», es aconsejable visitar al médico herborista, quien se encuentra calificado, después de largos años de estudio, para efectuar un diagnóstico correcto y para recetar una medicación adecuada.

Perspectivas Actualmente está resurgiendo el interés por la medicina her¬baria. Millones de personas toman remedios vegetales y en Europa, Escandinavia, Rusia, China, la India, Australasia y algunas partes de África, se está dando un significativo cambio de mentalidad con respecto a los tratamientos naturales.

El examen de varios miles de especies herbarias en busca de actividades antitumorales y antivirales y la búsqueda de alcaloides en las plantas, han permitido descubrir valiosos remedios provenientes de plantas hasta entonces desconocidas.

Se estima que existen 250.000 especies de plantas florecientes, y sólo un ínfimo número de ellas ha sido examinado con fines terapéuticos. En este campo de la medicina herbaria se han hecho más progresos en la última década que en todas las anteriores. Podríamos decir que muy posiblemente el cáncer ya habría sido dominado si el esfuerzo puesto en las investigaciones químico terapéuticas se hubiese dedicado a los remedios antitumorales de origen vegetal.

A lo largo de la historia ha habido un constante cambio de modas en el tratamiento médico, pero la medicina herbaria tiene un futuro tan seguro como su venerable pasado.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- La Verdad Sobre la Alimentación
En el siguiente artículo analizaremos la importancia de la alimentación en el estado de salud. Continúe leyendo el artículo para conocer mas acerca de los alimentos que traen beneficios a las salud de las personas...
- Remedios Naturales para las Hemorroides
- Limpieza De Toxinas
- Mapa de Auriculoterapia
- La Vida al Natural
- Tratamientos Naturales para la Ansiedad
- Utilidad de la Acupuntura
- Remedios Naturales y la Fertilidad
- Pierda Peso con la Pimienta Roja
- Propiedades del Té