Nuestra Actitud Interior y El Estrés

Nuestra actitud mental, es fundamental para agigantar o disminuir las situaciones de estrés que nos toca afrontar en la vida. A continuación les hablaremos de nuestra actitud interior y el estrés...

Artículos Proveído Por:

En la sociedad actual en que vivimos, son muchas las situaciones de estrés a las que estamos expuestos. Las consecuencias de dichas situaciones, repercuten en diferentes áreas de nuestra vida. Con esto queremos decir, que pueden afectarnos en lo psíquico, en el cuerpo y en nuestra vida social. Las manifestaciones del estrés en lo psíquico, generalmente son: angustias, ansiedad generalizada, miedos, depresiones, etc. Cuando afectan al cuerpo producen: taquicardia, desórdenes estomacales, problemas en la sexualidad, en la piel, etc.

En lo social, genera conflictos en la comunicación con las personas, agresiones hacia los demás o hacia uno mismo, problemas con la pareja, aislamiento, etc. Algunas de las situaciones típicas de estrés son:

- La muerte de un familiar cercano o directo
- Pérdida de empleo
- Separación o divorcio
- Dificultades económicas
- Mudanzas
- Viajes
- Enfermedades
- Casamiento
- Nacimiento de un hijo
- Vacaciones
- Y otras

En realidad, los ejemplos citados son una generalidad y no necesariamente afectan a todas las personas por igual. Creemos que es importante destacar, que las situaciones de estrés no son poderosas por sí mismas, dado que todo va a depender de nuestra actitud interior. Por ese motivo es fundamental, empezar a percibir o darnos cuenta de cómo nuestra mente parlanchina u otro yo, aumenta las situaciones de estrés que nos toca vivir.

La actitud interior está conformada por lo que pensamos, sentimos y actuamos. Por eso se requiere modificar ciertos tipos de pensamientos y sentimientos, que nos conducen a lo peor e incrementan el estrés y nuestro sufrimiento.

Como el gran sabio Epíteto nos decía: EL MUNDO NO ES POR LO QUE NOS PASA, SINO POR LO QUE PENSAMOS, DE LO QUE NOS PASA. Con esta frase, dicho maestro nos indicaba que no son las situaciones de estrés las que nos afectan, sino lo que pensamos de dichas situaciones.

Recordemos que muchas veces nos enredamos con imaginaciones destructivas que nunca se concretan, pero las sentimos como si fueran reales.

Eso nos va a producir un sufrimiento innecesario que puede evitarse.

Algunas sugerencias para prevenir el Estrés

1. Tomarnos nuestro tiempo:

Cada ser humano posee un ritmo que le es propio y se diferencia del ritmo de los demás.

Buscar nuestro propio ritmo es tarea personal, pero está estrechamente vinculado a la forma en que nosotros nos sentimos más cómodos y menos ansiosos.

Una buena manera de determinar en que gastamos nuestro tiempo, es la de hacer un seguimiento semanal del uso de nuestro tiempo, para luego administrarlo mejor de acuerdo a nuestras propias necesidades.

2. No siempre buscar hacer más cosas, es lo mejor:

A veces tenemos la sensación que hacer muchas tareas, nos conduce a estar mejor. Nada más lejos de la realidad, dado que la excesiva cantidad de cosas para hacer nos conduce a estar agobiados, quitándonos la energía. Además nos puede llevar a la frustración, por no poder cumplir con todo lo programado. Cuando reducimos nuestras actividades, descubrimos que ya no tenemos esa ansiedad de querer terminar rápidamente, al contrario, estamos más en lo que hacemos y disfrutamos del aquí y ahora.

3. No resistir a los hechos:

El viejo aforismo Zen nos dice: LAS COSAS SON COMO SON, SI LAS ENTIENDES, SON COMO SON Y SI NO LAS ENTIENDES…SON COMO SON. A través de esta enseñanza nos quieren decir, que entiendas o no entiendas, la situación o el hecho va a ser el mismo. Tenemos que entender, que luchar o resistir a los hechos nos va a conducir a más sufrimiento. Dado que las cosas van a suceder igual, luchemos o no contra ellas. Por eso no resistir a los hechos y afrontarlos, nos ahorra energía evitándonos un conflicto.

4. Escuchar lo que deseamos profundamente:

Si nos observamos atentamente, podremos encontrar que el deseo no es igual a la voluntad. Con esto queremos significar que la voluntad, está formada por la obligación y por todo lo que es esfuerzo. Mientras que el deseo no necesita del esfuerzo, surge sin la obligación o la voluntad. Si nos gusta comer pizza y nos invitan a comerla, para nosotros no es esfuerzo, por el contrario es placentero y nos agrada.

Sin embargo, si tenemos que levantarnos temprano y no lo deseamos, seguramente eso va a ser un esfuerzo u obligación. Es evidente que no siempre haremos todo lo que deseamos, pero si en nuestra vida diaria hacemos más cosas por deseo, que por voluntad, empezaremos a vislumbrar una mayor satisfacción interna.

De: Roberto Tirigall

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com

Artículos Regionales
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Aguascalientes
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Baja California Norte
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Baja California Sur
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Campeche
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Chiapas
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Chihuahua
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Coahuila
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Colima
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Distrito Federal
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Durango
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Guanajuato
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Guerrero
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Hidalgo
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Jalisco
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Mexico
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Michoacan
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Morelos
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Nayarit
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Nuevo Leon
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Oaxaca
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Puebla
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Queretaro
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Quintana Roo
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés San Luis Potosi
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Sinaloa
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Sonora
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Tabasco
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Tamaulipas
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Tlaxcala
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Veracruz
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Yucatan
- Nuestra Actitud Interior y El Estrés Zacatecas
Artículos Similares
- Disfrutar la Vida
Cada quien tiene su percepción de lo que considera el disfrute de su vida de acuerdo al autoconocimiento de uno mismo, de las emociones, niveles alcanzados dentro de esa atmósfera que denominamos disfrute, en donde se manifiesta todo lo positivo, todo aquello que nos genera felicidad, tranquilidad, paz...
- Lograr las Metas que te Propones
- ¿Cómo Cambiar de Actitud?
- Potenciando Actitudes
- Factores Desencadenantes de la Depresión
- El Control de Nuestras Actitudes
- Necesidades Especiales - Una Discapacidad Social
- Ser Feliz aún en una Crisis
- Mejora tu Actitud
- Repercusiones y Alcances del Zen