Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido

Recrear, con naturalidad, el sonido de un concierto en vivo o el sonido producido en una sala de grabación es, probablemente, el paradigma de muchos entusiastas de la alta fidelidad. Continúe leyendo...

Artículos Proveído Por:

La mayoría de ellos invierte costosas sumas de dinero en equipos de audio que prometen una mejor y más realista experiencia auditiva. Pero, más allá de las especificaciones técnicas y de la calidad de cada componente por separado, el sonido que escuchamos es el resultado de la conexión en serie de todos los elementos que componen la cadena de audio. Entonces, si el objetivo es un sonido más natural y realista ¿A qué parte de esta cadena debemos darle mayor importancia y asignarle más recursos? ¿Existe algún elemento crítico en esta cadena que pueda afectar fuertemente el sonido final que percibimos? Yo creo que la mayoría de los audiófilos no analiza estas interrogantes en forma objetiva y se dejan seducir por la propaganda, el diseño y las especificaciones técnicas de alguno de estos componentes, sin vislumbrar que el sonido final es el resultado del conjunto y que cada etapa de la cadena debe ser consistente con las demás en calidad y prestaciones. El sonido que escuchemos será tan bueno como el sonido del elemento más débil de esta cadena.

En forma simplificada podemos identificar tres etapas en la cadena de sonido: la señal de entrada (típicamente un reproductor de CD), la etapa de amplificación (pre amplificador + amplificador de potencia o amplificador integrado) y finalmente la etapa de transducción de la señal eléctrica alterna en ondas sonoras: el sistema de parlantes (o audífonos). Algunos conceptos técnicos básicos que están presentes en las especificaciones de estos equipos y que permiten hacer comparaciones, son: respuesta de frecuencia, relación señal/ruido (S/R), distorsión armónica total (THD), potencia nominal y eficiencia.

La respuesta de frecuencia representa el ancho de banda en que el equipo responde en forma lineal y debe ser mayor o al menos igual al espectro audible humano, que va de 20Hz a 20.000Hz. La relación S/R representa la proporción de señal limpia (música) en relación al ruido de fondo producido por el equipo: mientras mayor es esta relación menor es el ruido. La distorsión armónica representa el nivel de armónicos introducidos por el equipo, que distorsionan la señal de entrada original (música). A menor THD el sonido es más puro y significa que el equipo es de mayor calidad. Hay que considerar que el oído humano percibe la distorsión armónica sólo cuando escucha tonos puros de ondas sinusoidales, con distorsiones superiores al 0.1%. Si se trata de música es imposible que la note debido a la complejidad y mezcla de los sonidos involucrados.

Para la primera etapa de la cadena de sonido, la señal, un reproductor de CD de buena calidad y precio moderado exhibe como promedio las siguientes características: respuesta de frecuencia plana de 10Hz a 20kHz a +0.5 dB, Relación S/R mayor que 90 dB y TDH menor que 0.05%. La diferencia entre marcas y modelos, por lo general, radica en la calidad de sus circuitos para la conversión digital a análogo y en el nivel de jitter que indica la precisión del reloj que genera los pulsos internos del aparato digital. Estas características comunes, del equipo promedio, exceden por amplio margen el nivel de percepción de error del oído humano, por lo que la diferencia entre un tocadiscos bueno y uno muy bueno pasará desapercibida aún para un auditor exigente.

En la segunda etapa existe un mayor rango de variación para la THD dependiendo del tipo de amplificador. Los amplificadores a tubo generan una gama extra de armónicos y su THD y pude llegar al 0.5%. En los de estado sólido la TDH es mucho menor y, por lo general, está en el rango de 0.005% a 0.1% dependiendo si es de clase A, B, AB, etc. La respuesta de frecuencia de un amplificador de audio de buena calidad puede abarcar de 10Hz a 200kHz a +1 dB y su relación S/R puede ser superior a 95 dB.

Estas dos primeras etapas están en el dominio “electrónico” de la cadena de sonido donde la señal se puede procesar y amplificar con gran precisión.

En la tercera etapa, sin embargo, la situación es notoriamente diferente. La cadena de sonido pasa del dominio electrónico al dominio físico, al aire. La señal eléctrica se transforma en ondas sonoras por medio de los transductores o drivers en los baffles. Aunque, por lo general, no se incluye en las especificaciones técnicas, la TDH de los parlantes (de los drivers) varía entre 1% y 5% lo que es un orden de magnitud varias veces superior al de las etapas anteriores. Esto significa que toda la perfección alcanzada en las etapas precedentes deja de ser relevante y queda subordinada a la etapa final. En el ancho de banda ocurre algo similar. Los parlantes de rango completo son muy poco usados en alta fidelidad por su pobre desempeño en los extremos del espectro audible. La respuesta de frecuencia es, entonces, el resultado de la superposición de 2 o 3 segmentos (bajos, medios y agudos) escasamente lineales y medidos a -3dB, que es donde la potencia cae a la mitad. El transductor electro acústico (driver) no funciona tan linealmente como se pudiera desear: su impedancia varía con la frecuencia, su eficiencia decae a medida que se aumenta la carga del amplificador (Watt), el cono no es un pistón ideal y ondula en modo radial y concéntrico produciendo crestas y valles en la respuesta de frecuencia.

Sumado a lo anterior los parlantes son fuertemente dependientes del tamaño para obtener sonidos graves reales. Un sistema de parlantes pequeño puede perder hasta 2 octavas de bajos audibles llegando, en baja frecuencia, sólo a los 80Hz debido a la reducción en el tamaño de los drivers y del volumen del baffle, por aspectos de comodidad y diseño. Un parlante grande, por el contrario, entrega mejores bajos, puede manejar mayor potencia y es más eficiente, pero su sonido se vuelve más direccional al aumentar el diámetro del cono. Además, el sonido final está fuertemente ligado a la posición de los baffles en la sala, a las reflexiones del las ondas en el techo, los muros y el suelo y a la posición relativa del oyente. Un último punto a considerar es la eficiencia. Un sistema de baffles de calidad tiene una eficiencia, en promedio, de 90 dB/W/m y aumentará el nivel sonoro en 3dB cada vez que el amplificador doble su potencia ej.: 1, 2, 4, 8, 16 Watt y así sucesivamente. Esto significa que un parlante con eficiencia de 93 dB/W/m potenciado por un amplificador de 100 Watt RMS alcanzará el mismo nivel sonoro que uno de 90 dB/W/m con un amplificador de 200 Watt RMS. Entonces, la eficiencia es un aspecto realmente importante a considerar en un sistema de baffles.

De todo la anterior se deduce que el sistema de parlantes es la pieza más gravitante de la cadena de sonido y, probablemente, el aspecto menos comprendido por el común de las personas en cuanto a lo que se espera de él y a las limitaciones físicas de sus componentes, que condicionan sus aspectos de diseño. Entonces, para disfrutar del sonido más fiel y realista, es imperativo que lo hagamos a través del mejor sistema de baffles que podamos adquirir. Es esta última parte de la cadena la que realmente determina el sonido que escuchamos.

De: Gaston Gazabatt

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com

Artículos Regionales
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Aguascalientes
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Baja California Norte
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Baja California Sur
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Campeche
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Chiapas
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Chihuahua
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Coahuila
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Colima
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Distrito Federal
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Durango
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Guanajuato
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Guerrero
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Hidalgo
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Jalisco
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Mexico
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Michoacan
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Morelos
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Nayarit
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Nuevo Leon
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Oaxaca
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Puebla
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Queretaro
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Quintana Roo
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido San Luis Potosi
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Sinaloa
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Sonora
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Tabasco
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Tamaulipas
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Tlaxcala
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Veracruz
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Yucatan
- Parlante: Pieza Angular del Sistema de Sonido Zacatecas
Artículos Similares
- Sony Vaio
En el marco de este lanzamiento, la compañía dio a conocer la revolucionaria Micro VAIO PC Ultraportable diseñada para viajar, manteniendo todas las funcionalidades de una PC. A continuación les mostraremos las características...
- Cámaras Digitales de Panasonic
- Panasonic Plasma de 103 Pulgadas
- Notebooks BGH e-Nova
- Restauración de Discos De Vinilo I
- Restauración de Discos De Vinilo II
- Cámaras Limix de Panasonic
- Internet Explorer
- Modelos HP Pavilion
- TV de LCD Sonic