Redefinir una Empresa

La situación de crisis que vivimos actualmente aboca a muchos negocios al cierre. En muchos casos se ha pasado de un mercado en el que se vendía de todo y en grandes cantidades (inmobiliario, automóviles, electrodomésticos, etcétera) a la desaparición casi total de los compradores. Y en el pequeño comercio ocurre tres cuartos de lo mismo...

Artículos Proveído Por:

¿Es momento de redefinir el negocio?

En la práctica, sucede en muchos casos que se monta una empresa sin definir previamente un Plan de Negocio, y por lo tanto, sin conocer de una manera adecuada ni los propios fundamentos de la empresa, ni del mercado, ni de la competencia, cómo se financiará, como se promocionará, qué previsiones de flujos de tesorería tendrá, etcétera.

Mucho más grave es sin duda que negocios con varios años de rodaje continúan sin establecer dicho Plan de Negocio y van tirando, mejor o peor, sin saber muy bien a dónde van, por qué ganan lo que ganan, por qué están teniendo menos beneficios últimamente (¿será culpa de la crisis?), o si dentro de dos años deberían seguir con ese negocio o no.

La orientación que el empresario le quiera dar a su negocio puede ser un elemento clave, sobre todo en esta época de crisis. Por ejemplo, en el caso de la hostelería, los empresarios del sector se quejan de que ha bajado el consumo, pero, ¿han empeorado todos por igual? Por supuesto que no, unos han empeorado un poco, otros incluso han tenido que cerrar, y sin embargo, algunos han mejorado sus cifras.

¿Por qué tienen éxito estos últimos? ¿Por la situación del local? ¿Por la atención al cliente? ¿Porque ponen gratuitamente unos pinchos muy sabrosos? ¿Porque tienen una relación calidad precio excelente? ¿Por un ambiente agradable? ¿Por...?

Estas preguntas, que pueden parecer triviales, no lo son. Como se decía anteriormente, el Plan de Negocio debe responder a éstas y otras cuestiones, y realizar un análisis DAFO (definir los Puntos Fuertes y Débiles de la Empresa, las Amenazas y Oportunidades), y por lo tanto conocer el mercado y la competencia.

Pongamos como ejemplo el mercado inmobiliario. Hasta hace relativamente poco se vendía todo lo que se construía, casi cualquiera se podía meter a promotor, era un mercado en el que la demanda era superior a la oferta, a pesar de que ésta era muy alta (parte de la demanda tenía un componente claramente especulativo). Sin embargo, ahora la demanda ha caído en picado, prácticamente lo único que se construye es lo que estaba ya en marcha, y apenas se inician obras nuevas.

En esta situación, imaginemos que en una ciudad de tamaño medio se vendían anualmente 1.000 viviendas, y nuestro promotor vendía 100, así que tenía una cuota de mercado del 10%. Si la demanda ha caído hasta 150 viviendas, este empresario tiene dos opciones, o cambia de negocio o trata de incrementar su cuota de mercado, para que la caída global del mercado le afecte a él como empresa lo menos posible.

Sin duda, esto es difícil de conseguir, pero una condición necesaria, aunque pueda no ser suficiente, es conocer su propia empresa, el mercado, la competencia, es decir, tener un Plan de Negocio claramente definido y actualizado.

Consideremos por último el caso de un mercado maduro como el del automóvil. Tradicionalmente estuvo dominado por las grandes firmas norteamericanas, General Motors, Chrysler y Ford, hoy de actualidad por la apurada situación que está viviendo.

El de General Motors es un caso especialmente significativo de falta de adaptación al mercado, ya que durante muchos años ha sido la mayor empresa automovilística del mundo.

Con la actual crisis ha perdido la mayor parte de su valor en Bolsa, pero éste no es el problema, sino la paulatina pérdida de mercado que ha ido sufriendo al no haber sabido adaptar sus productos a las demandas de los clientes, que requerían vehículos más pequeños y ecológicos, y de menor consumo, y que ha derivado en una acuciante falta de liquidez que ha llevado a la empresa a solicitar la ayuda del Gobierno.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Haga click aquí para leer mas artículos de Artiguloz.com

Artículos Similares
- Monitoreo de la Información
Los medios de comunicación son constructores de imagen pero también lamentablemente son destructores. Una imagen corporativa construida durante muchos años puede ser destruida en minutos por una noticia mal difundida por un medio de comunicación, ocasionando una situación de crisis con consecuencias catastróficas para cualquier empresa...
- La Misión de la Empresa
- La Orientación del Cliente - Clave para la Competencia
- Valor de la Imagen Empresarial
- El Éxito de la Comunicación Institucional
- Manejo de Empleados
- La Personalidad de la Empresa
- El Entrenamiento Empresarial
- Las Empresas Del Presente
- 7 Pasos Para Generar Confianza En La Empresa