Reprogramación del Autoestima

Muchas de las cosas que consideras propias de tu personalidad, son en realidad conceptos inculcados desde la infancia, son conceptos aprendidos, y como tales se pueden reprogramar. Aquí te explicaremos como puedes hacer una reprogramación de tu autoestima...

Artículos Proveído Por:

El objetivo aquí no es calificar de buenos o malos los valores de una cultura o una sociedad. La intención es solamente describir un marco histórico y de referencia simplificado que nos ayude a entender mejor el contexto y el origen de algunos de nuestros pensamientos.

Hemos visto que en cualquier situación, siempre tendrás a tu alcance diferentes opciones que se refieren a la manera en que manejas y reaccionas ante una situación dada. El ser humano es el único ser vivo que tiene la capacidad de escoger la forma en que responde ante los eventos de su vida.

Este articulo tiene la intención de señalar que muchas de estas reacciones que consideras normales, correctas y naturales y que son fuente de frustración como la ira, la envidia, los celos, etc. Son valores de una sociedad inculcados desde la infancia, son en su mayor parte, producto de la educación, de la imitación y del medio ambiente, han sido programados por la cultura en la que te desenvuelves y pueden ser reprogramados por ti.

Es innegable que como individuo perteneciente a una sociedad y por tanto también a una cultura en particular, muchas de las cosas que crees, piensas y practicas son producto del pensamiento colectivo. Como seres humanos, tenemos grabada en nuestros genes la necesidad de relacionarnos con otros individuos de nuestra misma especie. Por milenios, esta capacidad de agruparnos y responder a esta asociación con acciones para el beneficio común, fue la clave de nuestra propia sobrevivencia en un medio hostil, y ha sido definitivamente hasta nuestros días, la base para el establecimiento y desarrollo de la civilización, además, establecer lazos con otras personas y al exterior de nosotros mismos da un contexto a nuestra vida y a nuestro pensamiento.

Tal vez no te has dado cuenta, tal vez en este momento no estés de acuerdo, pero un porcentaje significativo de lo que crees propio y único de tu personalidad es en realidad algo aprendido. La manera en que reaccionas a una gran cantidad de eventos está condicionada por la serie de creencias y hábitos de pensamiento que has formado en base a las costumbres vigentes de la cultura en la que vives. Esta programación que has recibido te enseña y predispone a actuar automáticamente de cierta manera.

Si en la sociedad católica alguien expresa indiferencia a la religión, puede ser que se le critique, y tal vez, como máximo castigo, hasta le retiren la palabra y lo dejen de invitar a reuniones, pero si alguien expresara el mismo concepto en otra cultura ??"me abstengo de mencionar cual- , hasta podría perder la vida.

En algunas culturas terminar toda la comida que te sirve tu anfitrión se puede considerar ofensivo, pero no hacerlo en otras, puede hacerte pasar un mal rato a ti y a tu anfitrión, en muchos deportes puedes decirte de todo con el entrenador contrario, pero no se tolera ningún contacto físico.

¿Por qué?

¡Son las reglas!

Conozco personas que disfrutan de la crítica y otras a quienes la menor observación sobre su personalidad las destruye. Ante una misma broma una persona puede sentir que ha sido tomada en cuenta, que se le ha dado un lugar especial en un grupo de amigos, y sin embargo, otra puede terminar con relaciones de amistad, a veces de muchos años, por sentirse humillada y burlada.

Si un conductor saca la mano y hace una seña ofensiva a otro durante el trafico, esta otra persona podría reaccionar ignorándolo, quizá se sienta intimidado, o tal vez le contestaría la ofensa con otra igual y además hasta la acompañe de gritos y otras señas mas.

En cada uno de estos casos se pone en evidencia sin lugar a dudas el uso de normas que regulan la conducta de un grupo.

Si lo piensas un poco y tratas de recordar, te darás cuenta que gran parte de la educación que recibiste tenía el objetivo de prepararte para actuar de acuerdo a una corriente de pensamiento común, de acuerdo a un comportamiento que se pudiera calificar de aceptable por una sociedad en general. Te enseñaron a portarte de cierta manera en público, te dijeron como tenias que comer y como tenias que vestir según la ocasión, como dirigirte a alguien mayor que tú y también como dirigirte a alguien menor, como debías reaccionar ante un agravio dirigido contra tu madre y como se debe tratar a una mujer. Con esto quiero decir que se nos ha entrenado para tomar decisiones en base a normas previamente establecidas por la mayoría o por la tradición cultural. Esto no es perjudicial en sí mismo, se puede entender como la manera que tiene una sociedad de preservarse a sí misma y a sus valores.

A continuación unas definiciones de educación encontradas en diccionarios:

1a. Definición de Educación: Información destinada a desarrollar en la persona su capacidad intelectual, una determinada facultad o el carácter.

2a. Definición de Educación: Conocimiento de las costumbres y buenos modales conforme a ciertas normas y costumbres del la sociedad.
La educación en estos caso funciona como un programa, una serie de instrucciones almacenadas en nuestra memoria para ser usada en el momento adecuado.

¿Se puede reprogramar?

La respuesta inequívoca y definitiva es sí:

¿Puede un vendedor aprender a manejar la mala actitud, las negativas y objeciones de sus prospectos?

Puedes darte cuenta que la manera en que procesas la información se puede enseñar, aprender y practicar. Una persona común puede aprender sin duda la manera de no molestarse con las críticas de otras personas o a no caer en la provocación cuando es insultada, a no sentirse humillada con una broma, etc.

No hay un concepto que te hagan sentir mal de manera genética o automática, tu no vienes programado de nacimiento para molestarse con los gritos o la burla. Ten por seguro que lo que a ti te causa una gran pena, a otro le provoca risa. Es la manera en que conceptualizas estas acciones lo que te da la orientación para reaccionar con ira, alegría o indiferencia. Son las cosas que has aprendido acerca de esas ideas las que te dictan la manera en que habrás de reaccionar, en suma, es la manera en que te has educado.

Lo importante aquí es comprender que, con toda seguridad muchas de las actitudes que ahora te provocan sentimientos de frustración son solo conceptos aprendidos y se pueden cambiar. Estos comportamientos que están latentes en tu personalidad pueden ser eliminados y por oposición debemos comprender también, que aquellos rasgos de carácter que te gustaría tener pueden ser aprendidos de manera consciente y sistemática.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- Algunas Notas Sobre el Autoestima
La autoestima es la capacidad que cada persona tiene de amarse a ella misma, implica muchos, sentimientos, emociones y es uno de los principales aspectos que influyen el crecimiento personal...
- Autoestima y Confianza Personal
- La Autoestima como Capital Social
- Alta Autoestima
- Los Tres Principios para Mejorar su Autoestima
- ¿Cómo Mejorar su Autoestima?
- Lograr las Metas que te Propones
- Dile NO a la Tristeza
- Píldoras para Crecer la Autoestima de la Mujer
- La Baja Autoestima