¿Sabes lo que Comes?

Un enfoque crítico sobre las costumbres alimentarias de hoy en día. Costumbre que, en lugar se ser guiadas por el valor nutricional de los alimentos, lo son más por los valores de marketing y publicidad que estos adquieren. Predominan las opciones rápidas de comprar, cocinar y consumir...

Artículos Proveído Por:

Quizá es el ritmo vertiginoso de vida que llevamos el que nos está separando de nuestro ser interior natural, también podemos responsabilizar a la publicidad engañosa, las administraciones, al poder y, en general, a los que "mueven nuestras cuerdas" como si de marionetas nos tratáramos.

La realidad es, sin embargo, que cada uno de nosotros somos responsables de nuestras acciones y que como tal, hemos de buscar el conocimiento que nos permitirá poder hacer lo que nosotros queremos realmente, no lo que otros han elegido que queramos.

Con el tiempo, nos estamos olvidando de la importancia de lo que nos metemos en la boca, y cabe destacar la inconsciencia con la que, en la actualidad, podemos llegar a alimentar a nuestros hijos que, en teoría son, lo que más queremos en este mundo, pero cuyos hábitos alimenticios - que son la base de su salud en el presente y el futuro - estamos descuidando de una manera casi increíble en beneficio de los bolsillos de todos los productos que dicen ser "sanos y nutritivos" en nuestra pantalla de televisión, pero sobre todo, rápidos de comprar e ingerir - nuestros hijos los devoran sin la necesidad de nuestra presencia ni mirada, y creemos que los estamos alimentando... Los efectos ya se están viendo en otros países - obesidad infantil que evita a los niños ser precisamente eso, niños, inseguridades que llevan al fracaso escolar, enfermedades, etc. - y, nosotros, muy lejos de aprender de los errores de los demás, nos estamos uniendo, y arrastrando a nuestros hijos con nosotros, a la carrera hacia la autodestrucción.

Esto es de lo que solemos llenar nuestra cesta de la compra:

-Cereales y pan sin fibra vegetal, ni minerales y vitaminas originales, tan necesaria para el funcionamiento de nuestro cuerpo y, en especial, el intestino. Por el contrario estos alimentos son ricos en blanqueantes, conservantes y agentes antioxidantes. Pueden parecer muy bonitos y muy baratos, pero contienen 0 valor nutricional.

-Derivados de la fruta en los que no queda rastro del sabor ni del color original siendo estos reemplazados por aditivos artificiales y en los que prácticamente han desaparecido las vitaminas y la fibra.

-Patés, hamburguesas, salchichas, etc., con un elevado contenido en grasas saturadas de origen animal que aumentan el nivel de colesterol y poseen pocos nutrientes.

-Derivados lácteos como helados, batidos, dulces, postres, etc., con un elevado contenido en grasas, azúcares y sal. Por norma general, el color y el sabor de estos productos son artificiales y su contenido en fibra, vitaminas y minerales es muy bajo.

-Bebidas no alcohólicas que, en realidad, son soluciones acuosas azucaradas con colores y sabores artificiales.

-Productos varios de alimentos desvitalizados y cargados de sustancias extrañas a nuestro organismo.

La razones por las que decidimos alimentar el único cuerpo que tenemos con productos que le aportan tan poco y que le dejan en un estado debilitado estando así predispuesto a contraer enfermedad, pueden ser varias.

Será labor de cada uno realizar un estudio interior y decidir si un cambio en la alimentación es necesario en su vida. En la mayoría de los casos, nos daremos cuenta de que, efectivamente, un cambio en las costumbres alimenticias nos llevarán a disfrutar más de nuestra vida, a tener más energía y a aumentar nuestra salud y bienestar.

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com - http://www.articuloz.com/comer-articulos/sabes-lo-que-comes-871559.html

Haga click aquí para leer mas artículos de Artiguloz.com

Related Article
- 5 Maneras de Verse Bien
Mostrar una buena imagen es importante pero aún lo es más el sentirse bien por dentro. Puedes ser el hombre o la mujer más atractiva pero si estás lleno/a de complejos y te centras sólo en lo que no te gusta, no te verás bien...