Tres Formas de Captar Clientes

En este artículo vamos a recomendar tres acciones que cualquier empresa, independientemente de su tamaño y sector, puede realizar para darse a conocer y captar clientes: telemarketing, relaciones publicas, web de la empresa...

Artículos Proveído Por:

Todas son conocidas, y seguro que algunas de ellas su empresa ya las está realizando. Pero, ¿se ha preguntado si lo hace de la manera correcta? ¿Está obteniendo verdaderos resultados con ellas? Le explicamos a continuación las claves para una correcta aplicación de las mismas.

1. Telemarketing:

Es una gran herramienta siempre que se utilice correctamente. No solo por su efectividad sino porque hoy en día las empresas no se pueden permitir la puerta fría. ¿Quién te va a atender sin cita previa? Es con cita y a veces fallan. Por ello es importante en todo departamento comercial tener una persona dedicada a la concertación de visitas con potenciales clientes. Pueden ser los propios comerciales que se dediquen un tiempo a la semana, una persona exclusivamente dedicada a ello o bien externalizarlo a empresas especializadas.

¿Cual es la clave para que funcione? Una buena base de datos de potenciales clientes, conseguir contactar con el interlocutor válido para nuestras necesidades, tener elaborado un argumentaría de contacto claro, con una buena propuesta de valor, una buena formación a la persona que realizará las llamadas sobre la empresa, sus productos y servicios y mucha constancia. El éxito está asegurado.

2. Relaciones Públicas (RRPP): Redes de Contacto:

Seguro que si analizan su cartera de clientes, una buena parte de los mismos los han conseguido por contactos. De ahí su importancia. En todos los sectores hoy en día la diferencia entre un producto y otro, un servicio y otro a veces es difícil de percibir. Pero lo que sí que puedes transmitir es la personalidad de los responsables comerciales, la profesionalidad, trato cercano, etc. En un mundo tan globalizado, eso nos marcará la diferencia. Por ello, hay que aprovechar cualquier evento profesional, ferias, sesión para hablar con los asistentes, repartir tarjetas y buscar sinergias y posibilidades de colaboración.

Y, sin olvidar, que estas relaciones se deben mantener también con nuestros clientes actuales (la a veces tan olvidada fidelización). Es bueno periódicamente ir manteniendo el contacto con todos los clientes, incluso aquellos para los que se trabajó en un único proyecto, ya que nunca sabes cuándo pueden volver a necesitar un nuevo servicio.

3. Aprovechar la Web de la empresa:

La página web de la empresa es actualmente una de las mejores herramientas comerciales que dispone la empresa. De todos es sabido que lo primero que hacemos cuando nos interesa algo es buscarlo en Internet. Si buscamos un nuevo proveedor, etc? iremos a Google y buscaremos su página web. La primera impresión la obtendremos de allí. Por ello, recomendamos ir actualizando mínimo cada dos-tres años la página web porque los contenidos y el diseño se van desfasando con el tiempo. Y, porque las necesidades de los clientes o la forma de comunicarlo, junto con la mayor experiencia de la empresa y de sus clientes nos pueden hacer rediseñar el contenido de formas más atractivas para potenciales clientes.

Y, no sólo tener la página web es básico, sino también darla de alta en los principales buscadores, y bases de datos sectoriales que nos ayudarán a mejorar el posicionamiento de nuestra página en Internet.

Una página atractiva junto con un buen posicionamiento puede hacer que nuestros potenciales clientes nos encuentren. Así conseguiremos que sean ellos directamente quienes nos contacten (vía email o teléfono) para consultarnos cosas y solicitarnos presupuestos. Y todo sin salir de la oficina.

Analice si está realizando alguna de estas acciones y sus resultados. Implemente mejoras en aquellas que crean que lo necesitan y, si tiene cualquier duda, consulte con un experto que le podrá asesorar sin ningún compromiso
p>

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares