VIH-SIDA

En el siguiente artículo brindaremos información a todo el mundo acerca de la enfermedad del VIH-sida sus causas, consecuencias y otros puntos de interés general propios para llevar una vida y salud sana...

Artículos Proveído Por:

El VIH (virus de inmunodeficiencia humana) es el virus que causa el SIDA. Este virus puede ser transmitido de una persona a otra cuando sangre, semen o secreciones vaginales infectadas entran en contacto con las membranas mucosas o lesiones en la piel de una persona no infectada. Las mujeres embarazadas, que tienen el virus, también pueden pasar el VIH a sus bebés durante el embarazo o el parto, así como durante la lactancia materna. Las personas con VIH tienen lo que se conoce como infección por el VIH. Algunas de estas personas contraerán el SIDA como resultado de esta infección.

El VIH (acrónimo de virus de inmunodeficiencia humana) es el agente infeccioso determinante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Según el Comité Internacional de Taxonomía de Virus (ICTV) el VIH se incluye en el género Lentivirus, encuadrado en la subfamilia Orthoretrovirinae de la familia Retroviridae. Puede ser detectado por la prueba de VIH.

Transmisión:

Hasta el momento, sólo se han demostrado y documentado tres formas de transmisión:

Sexual. (Acto sexual sin protección). Ver (enfermedad de transmisión sexual). El contagio se produce por el contacto de secreciones infectadas con la mucosa genital, rectal u oral de la otra persona.

Parenteral (por sangre). Es una forma de contagio a través de jeringuillas contaminadas que se da por la utilización de drogas intravenosas o cuando los servicios sanitarios, como ha ocurrido a veces en países pobres, no usan las mejores medidas de higiene; también en personas, como hemofílicos, que han recibido una transfusión de sangre contaminada o productos contaminados derivados de la sangre; y en menor grado trabajadores de salud que estén expuestos a la infección en un accidente de trabajo como puede ocurrir si una herida entra en contacto con sangre contaminada; también durante la realización de piercings, tatuajes y escarificaciones.

Vertical (de madre a hijo). El contagio puede ocurrir durante las últimas semanas del embarazo, durante el parto, o al amamantar al bebé. De estas situaciones, el parto es la más problemática. Se puede tratar a la madre con antivirales en torno al parto para reducir considerablemente la probabilidad de contagio del bebé (a menos del 1%).

El virión (partícula infectante) del VIH difiere en su estructura de los previamente conocidos de otros retrovirus. Mide unos 120 nm de diámetro y es aproximadamente esférico.

Su genoma se basa físicamente en dos copias de ARN monocatenario positivo (su secuencia es como la del ARN mensajero correspondiente) arropadas por proteínas, que forman la nucleocápside, y encerradas dentro de una cápside troncocónica, a su vez rodeada por una envoltura de bicapa lipídica, robada primero a la membrana plasmática de la célula huésped, pero dotada de proteínas propias. Dentro de la envoltura hay también enzimas propias del virus, incluidas una transcriptasa inversa, una integrasa ??" dentro de la cápside ??" y una proteasa. La primera es necesaria para la retrotranscipción, la síntesis de ADN tomando el ARN vírico como molde, y la segunda para que el ADN así fabricado se integre en el genoma humano convirtiéndose en provirus.

El VIH en el medio ambiente:

Las autoridades médicas y científicas concuerdan en que el VIH no sobrevive con facilidad en el medio ambiente, lo cual hace que la posibilidad de transmisión en el mismo sea remota. El VIH se halla en distintas concentraciones o cantidades en la sangre, semen, fluido vaginal, leche materna y lágrimas. (Véase página 4, Saliva, lágrimas y sudor.) Para obtener datos acerca de la supervivencia del VIH, en los estudios de laboratorio se han tenido que utilizar concentraciones artificialmente elevadas de virus cultivados en laboratorio. Aunque se puede mantener con vida estas concentraciones no naturales del VIH durante días o incluso semanas en condiciones de laboratorio precisamente controladas y limitadas, los estudios del CDC han demostrado que luego de varias horas, incluso estas concentraciones tan elevadas se secan, por lo que la cantidad de virus infecciosos se reduce entre un 90% y un 99%. Debido a que las concentraciones de VIH utilizadas en estudios de laboratorio son mucho más elevadas que las halladas en circunstancias reales en la sangre y otras muestras, al secarse la sangre humana u otros fluidos corporales infectados con VIH, el riesgo teórico de transmisión ambiental se reduce al observado, es decir, cero. La interpretación incorrecta de algunas conclusiones derivadas de estudios de laboratorio ha alarmado innecesariamente a algunas personas.

No se debe utilizar los resultados de estudios de laboratorio para evaluar el riesgo personal específico de infección porque la cantidad de virus estudiada no se halla en muestras humanas ni en la naturaleza y no se ha identificado ningún caso de infección con VIH por contacto con una superficie ambiental. Además, el VIH no se puede reproducir fuera de su huésped vivo (a diferencia de muchas bacterias u hongos, que pueden hacerlo en condiciones apropiadas), a menos que se halle en condiciones de laboratorio, por lo tanto, no se propaga ni mantiene su poder infeccioso fuera de su huésped.

Besos:

El contacto casual con besos con la boca cerrada o "beso social" no representa un riesgo de transmisión del VIH. Debido a la posibilidad de que se entre en contacto con la sangre al besar con la boca abierta o "beso francés", los CDC recomiendan que no se realice esta actividad con personas infectadas. Sin embargo, se considera que el riesgo de contraer el VIH al besar con la boca abierta es muy bajo. Los CDC han investigado únicamente un caso de infección por VIH que podría ser atribuido al contacto con la sangre durante un beso con la boca abierta.

Mordidas:

En 1997, los CDC publicaron los resultados de una investigación realizada por un departamento estatal de salud acerca de un incidente que sugería una transmisión de VIH por contacto de sangre con sangre por mordida humana. Ha habido otros reportes en la literatura médica de casos en los que el VIH parece haber sido transmitido por mordida. En cada uno de estos incidentes se informó de un trauma severo con desgarre y lesiones extensas de tejido así como la presencia de sangre. La mordida no constituye un mecanismo común de transmisión del VIH. De hecho, existen numerosos reportes de mordidas que no causaron infección por VIH.

Saliva, lágrimas y sudor:

Se ha hallado VIH en cantidades muy bajas en la saliva y las lágrimas de algunos pacientes de SIDA. Es importante tener en claro que el hecho de hallar una pequeña cantidad de VIH en un fluido corporal no necesariamente significa que el VIH pueda ser transmitido por dicho fluido corporal. No se ha detectado el VIH en el sudor de las personas infectadas. Nunca se ha demostrado que la saliva, lágrimas o sudor puedan causar la transmisión del VIH.

Insectos:

Desde los inicios de la epidemia del VIH, ha habido preocupación en cuanto a la transmisión del virus a través de los insectos que pican y se alimentan de sangre. Sin embargo, los estudios realizados por los investigadores del CDC y otras instituciones no han hallado evidencia alguna de la transmisión del VIH por medio de insectos -incluso en aquellas áreas donde se han presentado muchos casos de SIDA y existen grandes poblaciones de insectos tales como mosquitos. La ausencia de dichos brotes, a pesar de intensos esfuerzos para detectarlos, apoya la conclusión de que los insectos no transmiten el VIH.

Los resultados de los experimentos y observaciones de las conductas de los insectos en materia de picadura indican que cuando un insecto pica a una persona, no inyecta su propia sangre ni la sangre de un animal o persona picado previamente a la siguiente persona picada. Lo que inyecta es más bien saliva, la cual actúa como lubricante o anticoagulante de forma que el insecto se pueda alimentar más eficientemente. Enfermedades tales como la fiebre amarilla y la malaria se transmiten a través de la saliva de algunas especies específicas de mosquitos. Sin embargo, el VIH vive sólo durante un período corto dentro de un insecto, y a diferencia de los organismos transmitidos a través de las picaduras de insectos, el VIH no se reproduce (y no sobrevive) en insectos. Por ello, incluso si el virus hace su entrada en un mosquito o en otro insecto que pica o chupa sangre, el insecto no contrae la infección y no puede transmitir el VIH al siguiente humano que pica o del que se alimenta. El VIH no se halla en los excrementos de los insectos.

Tampoco existe razón alguna para temer que un insecto que pica o chupa sangre, tal como un mosquito, pueda transmitir el VIH de una persona a otra a través de la sangre infectada con VIH que queda en su aparato bucal. Existen dos factores para explicar a qué se debe esto -primero, las personas infectadas no tienen niveles constantes y elevados de VIH en su torrente sanguíneo, y segundo, el aparato bucal de los insectos no conserva grandes cantidades de sangre en su superficie. Además, los científicos que estudian insectos han determinado que los insectos que pican normalmente no van de una persona a otra inmediatamente después de ingerir sangre. Más bien vuelan a un lugar de descanso a digerir la sangre ingerida.

Los condones están clasificados como dispositivos médicos y son regulados por la Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA). Los fabricantes de condones en los Estados Unidos someten cada condón de látex a pruebas antes de empacarlo para asegurarse de que esté libre de defectos, tales como orificios. El uso constante y cuidadoso de los condones de látex o poliuretano (un tipo de plástico) cuando se realiza el acto sexual -por vía vaginal, anal u oral- puede reducir notablemente el riesgo de contraer o transmitir enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el VIH.

Existen muchos tipos y marcas distintas de condones en el mercado -sin embargo, sólo los condones de látex o poliuretano proporcionan una barrera mecánica altamente efectiva ante el VIH. En los laboratorios, se ha mostrado que los virus ocasionalmente pueden atravesar los condones de membranas naturales (piel o piel de cordero), los cuales pueden contener poros naturales y por lo tanto no se recomiendan para prevenir enfermedades (se ha documentado que son eficaces como método anticonceptivo). Las mujeres podrían considerar la posibilidad de utilizar un condón femenino cuando no pueda utilizarse uno masculino.

¿Cómo podemos evitar el SIDA?

La forma más segura es no tener relaciones sexuales; por eso retardar o posponer tu primera relación sexual es lo más aconsejable. Algunos jóvenes piensan que deben esperar hasta casarse para tener relaciones sexuales. Ya casados, o con una pareja fija, deben mantenerse fieles.

Otros jóvenes comienzan a tener relaciones sexuales a una edad muy temprana, incluso con diferentes personas al mismo tiempo. En todo caso es importante usar siempre la protección del condón, para evitar contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS) incluyendo el VIH/SIDA.

El condón debe usarse correctamente en cada relación sexual, desde el inicio hasta el final. Una sola relación sexual sin usar el condón es todo lo que necesitas para infectarte con el VIH/SIDA o cualquier otras ETS.

Medicamentos que combaten el sida:

Combivir
Duovir-N
Epivir
Pyrazinamide
Retrovir
Sustiva
Videx
Viramune
Zerit
Ziagen

Toda la información que brindamos es general por naturaleza; recuerde que esta información por sí sola, no puede reemplazar los cuidados de la salud o los servicios humanos que usted pueda necesitar. Solo brindamos un servicio de información y de referencia, por favor consulte al profesional de la salud que le trata sobre cualquier preocupación que tenga sobre su propia salud.

Acerca del autor:

http://www.todoenmedicamentos.com

Fuente: Artículos Gratuitos Online de Articuloz.com

Artículos Similares
- Las Mascotas y el Embarazo de la Mujer
El rol de las mascotas cambia cuando la pareja integra nuevas prioridades a futuro, cuando una pareja decide tener un bebé, el médico prohibe a la pareja tener mascotas en casa por los problemas que estas puedan causar al embarazo de la mujer...
- Hierbas Curativas
- VIH o SIDA
- El Síndrome de Colon Irritable
- Enfermedades Temidas En El Embarazo